Tal cual indica la idea de la camiseta mexicana: “somos guerreros”, el seleccionador de la selección azteca, Javier Aguirre declaró que no quiere jugadores a los que les tiemblen las piernas antes de un partido.

Aguirre, quien comenzará la preparación a la Copa del Mundo Sudáfrica 2010 con un grupo de 18 futbolistas, expresó en conferencia de prensa que “no quiero jugadores que escuchando el himno nacional les tiemblen las patitas ni que les queme la pelota ese día por saberse observados por millones y millones de seres humano y la élite del fútbol mundial”.

La camiseta tiene las plumas de un guerrero y Aguirre quiere que ese sello también esté tatuado en las pieles de sus jugadores: “Necesito a un futbolista que tenga orgullo lo pongas donde lo pongas, que tenga la misma conducta en los entrenamientos, que sea profesional, que sea respetuoso con su entrenador, con su profesión, compañeros, árbitros y medios de comunicación. No me gustan los que se enemistan con los medios, que avientan la camiseta cuando los cambias, eso les resta puntos porque puede hacerlo en plena inauguración del Mundial y dejarte con 10 o crear mal ambiente. Para mi forma parte de un todo, de un futbolista integral, de un ser humano”.

Mientras Uruguay va al Mundial con dos amistosos encima: uno frente a Suiza ganado en la tierra del chocolate el pasado 3 de marzo y el de despedida a jugarse el 26 de mayo en el Centenario frente a Israel, los aztecas ya han jugado varios partidos y ese grupo de 18 que comenzarán los entrenamientos tendrán tres partidos más en Estados Unidos entre el 7 y el 13 de mayo y está en planes otro con Portugal, ya para cuando esté el grupo más completo.

www.deportivos.com

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: