Es frecuente encontrar muchas personas que sufren altas tasas de intereses al solicitar préstamos provocado por un historial problemático en los bancos o entidades de crédito donde pidieron en su dia algún tipo de producto financiero.

Para solicitar préstamos de coches, tarjetas de crédito o hipotecas de nuevo, estas personas sufren serias dificultades, una situación realmente frustrante.

Hemos escuchado o visto muchas veces innumerables ofertas que nos prometen créditos rápidos, solicitar préstamos en menos de 24 horas, sin importar el histórico que tengamos, con una sola llamada podremos comprobar si nuestro crédito es aprobado.

Todo esto no significa que los créditos rápidos que nos ofrecen por teléfono sean los mejores, debemos leer “la letra pequeña” ya que en la mayoría de los préstamos que pretendemos solicitar existe mucha información a la que deberíamos de prestar atención.

Solicitar préstamos con unas tasas de intereses altísimos y unas condiciones “no tan buenas” como prometen...

Existen algunas alternativas interesantes para solicitar préstamos

1 Cooperativas de crédito

2 Tarjetas de crédito especiales para un mal histórico

3 Solicitar préstamos con garantía

Las cooperativas de crédito son empresas que se dedican a ejercer las mismas actividades que las entidades financieras dentro de la propia cooperativa y que principalmente están enfocadas a los propios socios.

En ocasiones atienden a terceros y ofrecen intereses menores al solicitar préstamos que cualquier entidad financiera inclusive con las tarjetas de crédito, además cuentan con asesores que pueden ayudarte con tus dificultades financieras.

Las tarjetas de crédito especiales son diseñadas para aquellas personas que por alguna razón tienen o tuvieron un historial de crédito negativo y generalmente son emitidas por las propias entidades que cualquier tarjeta.

Las desventajas de las tarjetas de crédito especiales que los límites de crédito suelen ser bastante pequeños, las ventajas que puede ser una manera de recuperar la credibilidad de los bancos y entidades financieras.

Solicitar préstamos con garantía es muy común y muchos ya conocen, son aquellos en los que el banco o la entidad financiera te piden avales para poder sustentar los riesgos del crédito o préstamo que intentas solicitar.

Al SOLICITAR PRÉSTAMOS pueden pedirte un aval que no es más que otra persona firme junto contigo, en cualquiera de los casos esta garantía o aval serán los encargados de proteger el préstamo solicitado.

Por último y si tu intención es salir definitivamente de la lista de impagados, malos pagadores o centrales de riesgo de los bancos, la única manera sería ponerte en contacto con la entidad donde tengas registrada la deuda e intentar solucionarlo.

Por norma general todas ellas admiten negociaciones sobre los créditos impagados, préstamos e hipotecas e incluso te dan facilidades fraccionando el pago, una vez pagaste tus deudas y según la Ley 1.266 de 31-12-08, tus datos serán retirados.

Y podrás volver a solicitar préstamos...

Solicitar préstamos

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: