Homofobia

La sociedad actual tiene muchas formas de discriminar una de las más habituales es la homofobia. 

La homofobia se entiende  como el odio irracional hacia las personas que se sienten atraídas hacia alguien de su mismo sexo. 

Durante toda la historia de la humanidad la homosexualidad ha sido perseguida desde diferentes sectores de la sociedad. 

¿Dónde puede estar el origen de la homofobia?

Uno de los lugares en los que más se habla de homofobia es en el seno de la iglesia católica, la cual limita la sexualidad a los fines netamente reproductivos. 

Pero no es bueno caer en lo fácil y culpar a la iglesia de todos los problemas que tienen los homosexuales, porque es un error. Ya que antes de Cristo, pensadores como Aristóteles, ya condenaban las relaciones entre personas del mismo sexo. Aunque a diferencia de lo que hace el catolicismo, esta práctica no era satanizada. Sino que para ellos la homosexualidad no podía aportar nada a la sociedad, puesto que lo que se necesitaban eran hombres para combatir en las guerras. 

Principales consecuencias de la homofobia

Los crímenes que se cometen contra los homosexuales nacen de la cultura del odio y de unos prejuicios que no tienen ninguna justificación. 

Pero la peor consecuencia se produce en aquellos grupos que se sienten más vulnerables, como son los adolescentes, entre los que la tasa de suicidio de los adolescentes gays, es bastante superior a los suicidios que se producen entre jóvenes adolescentes heterosexuales. 

Por una sociedad más incluyente

Aunque el colectivo homosexual ha conseguido grandes avances en todo lo relacionado con el reconocimiento de sus derechos, todavía queda mucho camino por recorrer, para que de una vez por todas estas personas sean integradas y reconocidas por una sociedad sumamente intolerante con ellas. 

Un sector que tiene mucha importancia para conseguir acabar con esta desigualdad es el de la educación. Una buena educación desde los centros escolares, en la que se involucren tanto directores como educadores, solo unidos conseguirán que entre los alumnos se fomete la tolerancia hacia estas personas. 

Tampoco conviene olvidar a los diferentes poderes públicos, ya que desde ellos en demasiadas ocasiones se fomenta el odio a estas personas, vertiendo opiniones en su contra que llegan a los oídos y calan en la sociedad de forma devastadora. Es hora de que dejen al margen su ideología o creencia y que asuman la responsabilidad que tienen de proteger a toda la sociedad, sea cual sea la condición sexual de cada miembro de la misma. 

 

 

 

 

 

 

Homofobia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: