borregos

LA SOCIEDAD DE LOS BORREGOS

LA SOCIEDAD DEL SIGLO XXI

LA SOCIEDAD DE BORREGOS: Desde la edad de piedra, hasta la civilización. Durante varias generaciones, la humanidad se encontraba en vías de desarrollo soportado por inventos que facilitaban la labor diaria y mejoraban la calidad de vida.

El punto de flexión era la Revolución Industrial del siglo XVIII en Inglaterra. El hombre migraba del campo a la ciudad, creando la urbe, en busca de mejores condiciones laborales. Se buscaba mayores ingresos y menos esfuerzo físico. Había que reinventar la convivencia creando nuevas normas y leyes para un buen funcionamiento de la sociedad, un sistema político para el control cívico, a la vez que surgieron nuevas profesiones más especializadas.

Inventos hoy en día muy comunes como la lavadora y los coches, permitían a hombres y mujeres a ahorrar en tiempo, a reorganizarse y a perseguir otros fines. Se creó un nuevo sistema educativo y económico con el fin de mejorar a nivel social.

Hace años, hemos alcanzado el bienestar social anhelado y el desarrollo comenzó a desacelerar. Y con él, este bienestar social, han surgido otros problemas nuevos, como la avaricia, el odio y racismo, nuevas enfermedades, estrés emocional, angustia, crisis económicas y guerra. Hemos creado una sociedad de supervivencia y se reivindica la ley del más fuerte (o del más listo).

La introducción de las tecnologías como la televisión y el internet, el marketing y la publicidad, expone a sus usuarios a otra enfermedad social nueva. Una invisible, difícil de detectar. Es como un virus del que muchos no nos damos cuenta. Pero, está ahí, acechando, sacando sus garras. Es el virus del consumismo.

Se ha creado una pirámide, en cuyo pico se encuentra la llamada élite, los más ricos del mundo, muchos de ellos son personas desconocidas para la mayoría de la sociedad. Son personas estudiadas, todas ellas con carreras universitarias, y que desde la cúpula dominan al resto del mundo. Y se ha implantado la ley del borrego.

borregos

¿QUÉ ES UN BORREGO?

Según el diccionario de la Real Academia Española, BORREGO se define de la siguiente manera:

1) Persona que se somete gregaria o dócilmente a la voluntad ajena.

2) Persona sencilla o ignorante.

¿Cómo se consigue que las personas se someten a la voluntad de otras?

Existen diversos métodos, pero todo se basa en la educación. Desde nuestra infancia, generación tras generación, nos educan a estudiar, aprender un oficio para luego trabajar dentro de la rama aprendida hasta jubilarnos. Nos educan dentro de un margen legal y nos enseñan a observar las leyes.

¿QUIÉNES IMPONEN LAS LEYES?

La élite, los ricos, los políticos, los que se encuentran en la cima de la cúpula. Y dictan las leyes según mejor les conviene a ellos. De igual modo, implantan el miedo (cumple, o serás castigado). Una sociedad llamada a la obediencia, a cumplir con su función.

Lo que interesa es que seamos personas sencillas, ignorantes, obedientes que cumplimos con nuestro deber. Una sociedad manipulada a través de estrategias de marketing perfectamente estudiadas mediante programas psicológicos.

Los intereses de la élite dictaminan la moda y el consumo. Hay que trabajar para gastar, para endeudarse, comprar productos no porque los necesitamos, sino porque están de moda. Entretenerse para no pensar. Hay cada vez menos cultura, menos gente que lee un buen libro o sepa apreciar una buena obra de arte. Entramos en la fase del des-desarrollo. Un ejemplo de ello es la gran cantidad de personas que siguen a programas televisivos como el Gran Hermano, Supervivientes o la salsa rosa en general. ¿Qué nos aportan estos programas? Poco, por no decir nada. Simplemente estamos entretenidos, pasando el tiempo sin hacer nada útil ni provechoso. Y así es como quieren que estemos. Viviendo en un sueño, sin ser los protagonistas.

Aunque sí es cierto que las leyes son necesarias y es preciso saber integrarse en la sociedad. No obstante, ello no significa que no podamos tener nuestra identidad propia. Al contrario, debemos seguir leyendo, estudiando, salvaguardar la cultura y nuestra historia. No necesitamos que nos prescriban nuestros gustos, nos dicten cómo debemos vestir, qué es lo que debamos comer, o en qué gastar nuestro dinero. ¿Y si simplemente no queremos gastar?

En lugar de vivir en el miedo de ser castigado y crear la necesidad de seguir a un líder que nos indique el camino por el cual caminar, debemos crear y salvaguardar nuestra identidad propia, individual y personal. Cada persona es única, es un mundo y debe llevar si propio sello personal.

¿Realmente hará falta una nueva revolución para despertar del mundo de los borregos y darnos cuenta de que somos personas completamente capaces de pensar y decidir por uno mismo?

Existen ya obras, aunque son de ciencia ficción, pero muestran claramente el problema de la sociedad actual: manipulación masiva de la generación actual, sobre todo los jóvenes, que son la mayor víctima por la facilidad que hay de influenciar en ellos.

Estas obras son:

1) Divergente, trilogía escrita por Veronica Roth; y

2) La cúpula, una serie basada en la novela de Stephen King.

Hay quien verá en ello solamente eso, la ciencia ficción. No obstante, el comportamiento humano reflejado en estas obras refleja a la perfección el problema social ante el cual nos encontramos hoy por hoy: una sociedad joven, fácil de manipular y dominada por una élite para defender los intereses de aquellos que quieren mantener el poder absoluto.

 

borrego

borregos

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: