Es una película dirigida por Guy Ritchie y estrenada el 3 de noviembre de 2000.

Trama: Franky Cuatro dedos, un conocido  traficante y ladrón de diamantes se dirige a Nueva York para entregar un enorme diamante a su jefe. Pero antes hace escala en Londres, donde se dispone a dejar algunas gemas más pequeñas en el mercado de joyas de Hatton Gardens. Durante el camino se le ocurre apostar en un combate ilegal de boxeo, pero sin darse cuenta de que el promotor le ha vendido y que existe un plan para atracarle. Cuando su jefe se entera contrata a Tony para encontrar a Franky y el diamante. La búsqueda se convertirá en un juego de locos donde el engaño, el chantaje y el fraude se mezclan caóticamente con perros, diamantes y boxeadores..


Un despelote de cerdos, diamantes, gitanos, rusos, negros y boxeadores


El supuesto éxito de esta comedia negra es su tono delirante e irreverente, lo cual junto con un gran elenco de actores componiendo estrambóticos personajes (Beniccio del Toro, Brad Pitt,Denis Farina) , sus disparatados entrecruzamientos de circunstancias y sus desvergonzados enredos hacen una amalgama bastante peculiar no fácil de digerir para todos los públicos.

Además hay excesivos personajes e intereses dando vuelta por la pantalla, tantos que es imposible no terminar mareados y confundidos en el barullo narrativo que propone el inglés Guy Ritchie. A mi juicio le faltó pulso y tacto al director para concatenar las situaciones narradas para que queden presentadas de manera más prolija, así de esta manera poder disfrutar más del tono descomedido en los cruces de intereses, en los diálogos subidos de tono y en su humor morboso.

 

 

Portada de la película

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: