La victoria de Porfirio Lobo en Honduras es el tema que divide las opiniones.

Argentina, Brasil, Chile y Cuba descartaron de plano reconocer el proceso eleccionario en Honduras debido a la ilegalidad de éste.

Situación de Honduras divide Cumbre Iberoamericana

Los comicios efectuados este domingo y que dieron como vencedor al representante de la derecha, Porfirio Lobo, dividieron a los países presentes en la Cumbre Iberoamericana realizada en Estoril, Portugal.

La mandataria argentina Cristina Fernández resumió muy bien la posición de las naciones contrarias a validar a Lobo como legítimo presidente del país centroamericano.

Después de alabar las elecciones uruguayas señaló que esa mención "torna insoslayable el abordaje de otras pseudo elecciones" un "casi simulacro como en Honduras en el marco de la más absoluta ilegalidad democrática".

En la misma línea la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, manifestó su descontento con el proceso. "Las elecciones no pueden ser invocadas para legitimar un golpe de Estado" expresó la mandataria.

Por su parte el jefe de Estado brasileño Luiz Inacio Lula da Silva tuvo fuertes palabras para Roberto Micheletti, actual gobernante de facto de Honduras."Un golpista conspirador actuó cínicamente. No tenía derecho a convocar elecciones", señaló Lula.

A través de su canciller Bruno Rodríguez, Cuba se plegó a las naciones sudamericanas, quien declaró que “reconocer el gobierno espurio que de estas elecciones ilegítimas emerja traicionaría los principios de paz, democracia y justicia que se proclaman, y así debería manifestarse esta Cumbre”.

En una posición contraria y contraviniendo a la mayoría, Colombia reconoció a Lobo como el nuevo presidente hondureño. El presidente de ese país, Álvaro Úribe dijo que "reconocemos al nuevo gobierno. Se ha dado un proceso democrático en Honduras y una alta participación, sin fraude, inobjetable".

La posición colombiana se suma a la postura oficial del gobierno estadounidense. El Departamento de Estado consideró que la elección en Honduras cumplió con los estándares internacionales de imparcialidad y transparencia, aunque reconoció que no es suficiente para restaurar el orden democrático.

"Zelaya es parte del pasado": Lobo

Conciente de su difícil situación internacional, el electo mandatario Porfirio Lobo señaló la necesidad de dejar atrás las divisiones que han elevado la tensión en el país.

"Zelaya ya es historia, es parte del pasado, ya estuvo" declaró, al tiempo que hizo un guiño a los países que se niegan a reconocerlo. "Nos interesa tener relaciones muy cordiales y fraternas con todas las naciones. Así se termina la crisis, así se legitima el gobierno", señaló el recientemente ganador de las elecciones.

Fuente: Altonivel.com.mx

www.altonivel.com.mx

Lea También:

Honduras calma los ánimos ante presiones

Delegación de EU mediará en Honduras

Definen delegación para Honduras

Paraguay desconocerá elecciones de Honduras

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: