“las mujeres son frágiles” “esto es solo para hombres” “las mujeres no saben conducir” “Tenía que ser mujer” “Es una cualquiera por como se viste” “si consiguió el ascenso es porque sedujo al jefe”, nada mejor que revisar frases comunes para revelar lo que se encuentra en el inconsciente de una cultura. Como vemos en estos comentarios el machismo inconsciente aun existe en nuestra sociedad y aunque se ha dado una revolución femenina, tenemos derecho al voto y podemos salir a trabajar, siglos de desigualdad dejaron vestigios negativos en nuestra forma de pensar y en como se concibe a las MUJERES.

Cuando somos pequeños nos dicen que el azul es para niño y el rosado para niña, los superhéroes para ellos y las Barbies para ellas, los deportes son masculinos y el tejido femenino… ambos sexos son condicionados por lo que se supone deben ser y lo que está bien visto en la sociedad, con el paso de los años estas diferencias se hacen más visibles y el contexto en donde nacieron influye en las dinámicas de las relaciones que entablan. Si en los hogares se inculca que el hombre es fuerte y la mujer débil, que el hombre es quien debe ir a trabajar y la mujer es debe quedarse en casa, que en un matrimonio el hombre brinda protección y ella debe ser dependiente de él, lo único que se puede esperar es que se creen modos de pensar como el complejo de cenicienta.

 

mujer trabajando en el hogar

El complejo de cenicienta se resume en el miedo a de una mujer a la independencia como consecuencia de su educación. Las mujeres que lo padecen de tanto escuchar que son frágiles, deben permanecer calladas y necesitan de alguien que las cuide terminaron por creer que es así y la razón de su existir se limita a estar en la compañía de un hombre y depender de él. Una de las similitudes con el personaje de cenicienta es que en ellas recaen los trabajos del hogar, la cocina, la limpieza y el cuidado de lo niños y el hombre es quien sale a trabajar y consigue el pan de cada día. Es realmente triste y desesperanzador encontrar casos como este en el que la educación y el machismo se juntan y dibujan la dependencia como ideal de vida, por razones como estas es vital luchar por la equidad de género y así construir un mundo en donde tanto hombres como mujeres a través de sus valiosas diferencias y cualidades sean libres de mostrar quienes son y encontrarse a si mismos

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: