síndrome de tourette

SÍNDROME DE TOURETTE

TRASTORNO NEUROLÓGICO - EL SÍNDROME DE TOURETTE

SÍNDROME DE TOURETTE se refiere a un trastorno neuropsiquiátrico que fue documentado por primera vez por el neurólogo francés Georges Gilles de la Tourette en el año 1885. En este año, el neurólogo publicó un resumen basado en el estudio de nueve casos diferentes de personas presentando reflejos involuntarios.

El SÍNDROME DE TOURETTE se presenta habitualmente durante la infancia y se caracteriza por diversos tics físicos y vocales. Estos tics pasan por diferentes etapas aumentando y disminuyendo en el tiempo. De ahí, se afirma que el síndrome de tourette es un trastorno de tics transitorios y crónicos.

¿Cuáles son estos tics del trastorno?

  • Parpadeo de ojos
  • Toser
  • Carraspear
  • Olfatear
  • Movimientos faciales

Los tics aparecen, normalmente durante la infancia y permanecen durante la adolescencia, aunque suelen desaparecer durante la edad adulta. Y normalmente no afecta negativamente a la inteligencia ni a la esperanza de vida. Entre las personas afectadas por el síndrome de tourette, no responden de la misma manera al trastorno. Su gravedad puede ser desde leve, pasando por moderado y llegar a ser hasta un trastorno severo.

En la actualidad, aún se desconoce el origen del síndrome de tourette. Sin embargo, se ha encontrado cierta similitud con ciertos trastornos como el TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo) y el TDAH (Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad). A pesar de desconocer su causa, sí sabemos que están asociados a ciertas anormalidades en el cerebro, sobre todo en las regiones de los ganglios basales, los lóbulos frontales y la corteza cerebral, además de los circuitos responsables de la interconexión entre las regiones mencionadas y los neurotransmisores como la dopamina, la serotonina y la norepinefrina).

¿Cómo se diagnostica el síndrome de tourette?

El método aplicado se basa, sobre todo, en la observación del paciente y estudiar los tics y su frecuencia de aparición. Además, se suele tener en cuenta los antecedentes familiares.

En la mayoría de los casos diagnosticados del síndrome de tourette no precisan de ningún tipo de medicación, a menos que los tics interfieran altamente en las actividades diarias más comunes. Siempre será el facultativo quien decida cuándo convendrá medicar al paciente y cuándo no será necesario. Entre la medicación más usada se encuentran el haloperidol y la pimocida. No obstante, el tratamiento solamente mejora la calidad de vida, pero no cura este trastorno. Normalmente se mejora a medida que la persona va madurando a lo largo de los años.

 

 EL SÍNDROME DE TOURETTE

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: