Se acaban las vacaciones, y después de un largo descanso, nos sentimos tristes y apagados. Conoce las causas del síndrome postvacacional y descubre cómo superarlo.

El síndrome postvacacional provoca estrés y ansiedad, pero para superarlo, más importante que saber sus efectos, es conocer sus causas.

En primer lugar, hay que tener en cuenta, que una ligera ansiedad provocada por la vuelta al trabajo puede estar dentro de lo normal, lo preocupante es que esa ansiedad influya en tu vida privada

Si esto ocurre, comienza por buscar las causas dentro del propio entorno laboral. Una gran carga de trabajo, una mala relación con los compañeros, e incluso situaciones cercanas al “mobbing”, pueden provocar síntomas propios del síndrome postvacacional severo, como una fuerte depresión o un nivel elevado de estrés.

Aunque, como consecuencia de la crisis económica y las tasas elevadas de paro, nos encontramos ante nuevas causas que pueden provocar este síndrome postvacacional. El miedo a perder el puesto de trabajo, la presión económica, deudas, etc., no hacen más que agravar este problema.

Para estas personas, las vacaciones suponen una vía de escape a su ansiedad, no una cura, por lo que la vuelta al trabajo, hace que los síntomas aumenten.

Con la ayuda de un especialista será posible enfrentarse a las causas que provocan ese estado de ansiedad, y lograr que no vuelvan a suponer un problema. Las causas probablemente no desaparezcan, pero se podrá convivir con ellas.

Síndrome postvacacional

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: