A algunos no se nos hace difícil recordar alguna película ambientada en la bonita capital de Francia. París es el icono de los enamorados, es la conocida ciudad del amor, una ciudad que luce un gran monumento conocido mundialmente: la Torre Eiffel, aquella torre de la cual se dice que se puede ver de cualquier rincón de París.

La torre eiffel

Pero esa ciudad que nos mostraba “Amelie” a través de sus ojos, aquellas calles parisinas y ese aire bohemio que desbordan pueden llegar a convertirse en una decepción para algunas personas.

Desde hace unos cuantos años los psicólogos japoneses habían notado que sus clientes nipones volvían un tanto desilusionados de sus viajes a Europa, sobre todo aquellos que habían visitado París. Mas tarde se daría nombre a esta patología, EL SÍNDROME DE PARÍS.

fotograma de Amelie

El síndrome de París puede afectar a cualquier turista, pero está demostrado que afecta en su mayoría a los turistas japoneses. El cambio cultural que existe entre Japón y Francia ocasiona esta dolencia. Los JAPONESES se ven desilusionados al ver la ciudad, por el concepto idealizado que tienen por las peliculas y series sobre París. La capital no es demasiado romántica a primera vista, sobre todo por el ritmo frenético que llevan sus habitantes, que es el habitual de una ciudad grande Europea. Los japoneses afectados por el Síndrome de París no pueden aceptar el carácter seco de los franceses.

Trafico en París

Los turistas japoneses que empiecen a sentir los síntomas del Síndrome de París, que normalmente son: una tristeza exagerada, muchas ganas de llorar y ANSIEDAD, pueden recurrir al consulado donde tienen un numero de teléfono habilitado para este caso en especial. Si la situación se tornase grave se les mandaría de vuelta a su país de origen lo antes posible.

En ocasiones no hay que creer ni idealizar todo lo que cuentan las películas, porque aunque París sea una ciudad muy bonita, no es tan romántica como la pintan.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: