Enfermedades

Síndrome Metabólico

Siestas excesivas pueden deteriorar tu salud

Tomar siestas demasiado largas o estar excesivamente cansado durante el día, está asociado con un mayor riesgo de desarrollar síndrome metabólico, asegura un estudio presentado por el Colegio Americano de Cardiología.

Echar siestas de 40 minutos o incluso más prolongadas se relacionan con un fuerte incremento en el riesgo de desarrollar síndrome metabólico, un conjunto de problemas de salud que incluyen:

Presión arterial altaColesterol altoExceso de grasa alrededor de la cinturaAzúcar en la sangre

Todos estos problemas elevan el riesgo de una persona para la enfermedad cardiaca.

Tomar siestas está muy extendido por todo el mundo señala un reconocido especialista en diabetes de la Universidad de Tokio, el Doctor Tomohide Yamada. Por lo tanto, aclarar la relación entre las siestas y el síndrome metabólico podría ofrecer nuevas técnicas y mejores tratamientos para las enfermedades mencionadas, ya que el síndrome metabólico ha ido aumentando constantemente en todo el mundo.

Dicho estudio evaluó datos de 21 casos observados en 300,000 personas que viven en países asiáticos, europeos así como en los Estados Unidos. Basándose en el trabajo del doctor Yamada y su equipo de investigación, las siestas largas y la somnolencia durante el día a provoca una mayor prevalencia de enfermedad cardiaca y diabetes tipo dos.

Vivimos en una sociedad en la cual el trabajo es realmente agotador, estamos sometidos a un nivel de estrés constante, estos factores son un disparador potencial en el Síndrome Metabólico, ya que si no existe un equilibrio entre el trabajo y el descanso; podemos encontrarnos a las puertas de siestas excesivas y con ello el deterioro de nuestra salud con sus respectivas consecuencias.

Una siesta de 90 minutos parecía aumentar el riesgo de síndrome metabólico en hasta un 50 por ciento, al igual que estar excesivamente cansado o adormilado durante el día.

Lo recomendable por lo tanto es dormir como mínimo 8 horas para evitar el cansancio físico y mental diurno, así como tomar siestas de 10 a 15 minutos con lo cual se recuperan energías a media tarde y disminuyen los riesgos de padecer el síndrome metabólico y las enfermedades que trae consigo.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: