El síndrome de Cotard: los zombis existen

El SÍNDROME DE COTARD, también es llamado popularmente “síndrome de muerto viviente” o científicamente, “delirio de negación”. Este último, fue el nombre que le dio su descubridor Jules Cotard, un neurólogo francés del S. XIX.

Aunque nos parezca increíble, la persona que sufre el síndrome de Cotard piensa que está MUERTO, pero no solo de una manera psicológica, sino tambien física, es decir, él mismo piensa que en algún momento de su vida murió. Este pensamiento suele ser consecuencia de algún trauma, la mayoría de los casos que se han estudiado han sido intentos de suicidio fracasados, la persona piensa que verdaderamente murió en el intento de quitarse la vida. También puede deberse al haber sobrevivido a algún accidente grave, y en ocasiones sucede por una ansiedad exagerada. Los casos más comunes son los derivados de la esquizofrenia. Es difícil de comprender, pero la persona que lo padece se siente muerto en vida, es como si su muerte hubiera salido mal y tiene que morir por segunda vez para sentirse satisfecho.

Estos muertos vivientes, sienten que se están pudriendo por dentro y por fuera, incluso en los casos más extremos de síndrome de Cotard, ellos mismos detectan el olor a podredumbre de su propio cuerpo o ven alucionaciones de gusanos devorando su piel. Consideran que su corazón no late y su cerebro es inútil porque no realiza ninguna función, no entienden el motivo de su existencia ya que, según ellos están muertos.

Se han realizado diferentes estudios científicos en los que se ha observado el cerebro de personas afectadas por el Síndrome de Cotard, y se ha detectado menos actividad en algunas zonas de su cerebro. Esto es debido a que los afectados por la enfermedad creen que hay algunas funciones, como la de dormir o comer que no es necesario que su cuerpo realice.

Progresivamente las personas que padecen el Síndrome de Cotard dejan de tener respuestas emocionales y esto afecta a la relación con los demás. En los casos más extremos creen que pueden llegar a convertir en muertos a otros, como si fueran ZOMBIS y es posible que quieran hacerles daño.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: