Siempre protagonistas las sillas no pueden faltar en ningún ambiente para tu hogar. Se puede hacer una selección en todas sus tipologías: tapizadas, sin tapizar, de estudio, de exterior, apilables, plegables...

Sillas tapizadas

  • Es importante saber que las sillas tapizadas exigen un mayor cuidado. Para limpiarlas, se debe escoger el producto de limpieza más apropiado según el tipo de tela. De todas formas, es recomendable usar las que son desenfundables así evitaremos sorpresas de manchas que son difíciles de quitar.
  • Si queremos que las sillas se tapicen con alguna tela en concreto, nos podemos poner en contacto con el fabricante. Muchos realizan este servicio.
  • Además del diseño, hay que tener en cuenta la ergonomía si vamos a estar en ella mucho tiempo sentado.

Sillas sin tapizar

  • Las sillas sin tapizar son prácticas y fáciles de limpiar. Se recomiendan especialmente si tenemos niños pequeños o mascotas en casa.
  • Si disponemos de poco espacio, es aconsejable escoger una silla sin tapizar y de líneas simples (sin brazos o grandes respaldos). Ganaremos en amplitud
  • Hay que prestar cuidado al diseño y al color. Elegir sillas discretas para espacios recargados y decidirse por las más extravagantes solo si queremos darle un toque especial a un espacio neutro.

Sillas apilables

  • Si destacamos por ser pragmáticos, optar por sillas plegables y sin brazos. Se pueden agrupar, apenas ocupan espacios y nos podemos sentar de mil maneras.
  • Si tenemos familia numerosa o las queremos para un lugar de uso público, como un bar, son recomendables este tipo de sillas o las sillas plegables.
  • Prestar atención a los materiales. Las sillas de metal o plástico son muy resistentes y mucho más prácticas a la hora de limpiar. Las de madera, más elegantes, son más delicadas.

Sillas de exterior

  • En las sillas para exterior, es fundamental la elección del material. Las de plástico y metal son muy resistentes, mientras que las de mimbre o madera necesitarán más atenciones, pero son más acogedoras y cálidas.
  • Cuidado con la climatología. El sol intenso o la lluvia continuada pueden malograr algunos materiales. Si podemos, es conveniente resguardarlas de la intemperie durante la noche.
  • Elegir el diseño en función del paisaje y el uso. Las sillas deberían integrarse al entorno y ser muy confortables para poder disfrutarlo.

Sillas de oficina

  • Lo más importante a la hora de escoger una silla de oficina es la ergonomía. No olvidemos que vamos a pasar muchas horas sentados en ella.
  • También debemos tener en cuenta el tipo de trabajo que realizamos, ya que cada diseño resulta apropiado para una tarea concreta.
  • En cualquier caso, es vital que las sillas para oficina garanticen el correcto apoyo lumbar.

Las sillas se eligen en base a diferentes criterios: espacio, diseño y versatilidad, no obstante, debe primar la ergonomía para garantizar un asiento saludable.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: