el silencio

El silencio lo llena todo

El silencio es el vientre donde nacen los sabios, es la capacidad de reflexionar, de mirar sin preocuparme, de escuchar sin parar y sobre todo la capacidad de entrar en mí interior y ver mi realidad, porque solo así; en absoluto silencio puedo conocer mis verdades. El silencio lo llena todo

Para escuchar el silencio en mi mente no debe de haber ningún susurro, ni siquiera deben sonar pensamientos que puedan estallar por dentro, para oír muy bien el silencio debe haber mucho silencio.

Callo el ruido de mis pensamientos, porque cuando lo hago, cuando silencio mi mente, puedo verme a mí misma no solo en el silencio, sino en la claridad de la soledad más absoluta.

El silencio lo llena todo, el silencio nace de la totalidad de la nada y se llena de toda su esencial plenitud. Cuando quiero verte, solo dejo que en mí reine el silencio sensorial de la visión, así tú también podrás mirarme en la más completa ausencia.

Cuando silencio mi mente y solo escucho el silencio estruendoso de mi soledad, puedo reconocer mí respetable voz interior y también puedo escuchar como la suave brisa quebranta mis miedos y me hunde en el vacío del silencio.

Para oír debe haber silencio y para ser oído debe haber silencio también. No debe haber el más mínimo ruido de mentes en vibración, de palabras insensibles que inciden como corrientes de pensamientos.

El silencio lo lleno con tu recuerdo, el silencio me hace oír los latidos del corazón y sentir los pensamientos en mi cabeza. El silencio nace de la plenitud y del vacío.

Sumergiéndome en la tranquilidad de mi silencio entro en una paz sobrenatural, dejo que el silencio me posea para que cosas nuevas nazcan en mí. El silencio es lo que el amor necesita para que el alma brille. El silencio lo llena todo

JUDITH ROSARIO

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: