¿Cuándo te sientas en una silla, como hacerlo?

¿Cuándo te sientas en una silla, cómo te gusta hacerlo? Mucha gente prefiere cruzar una pierna por encima de la otra. Otros prefieren no hacerlo y se sientan en el transporte público con las rodillas separadas, apretujando a los que están a su lado.

A este segundo grupo quizás le hubiera gustado una campaña publicitaria lanzada en Estados Unidos en 1999 en la que una empresa de suplementos dietéticos animaba a la gente a estar saludable manteniendo sus piernas sin cruzar todo un día.

¿Pero es realmente más sano no cruzar las piernas? La lista de supuestas consecuencias de pasar demasiado tiempo con una rodilla encima de la otra incluyen desde un aumento de la presión sanguínea, hasta tener varices o daños a los nervios, pero hay que examinar cada una de ellas para ver qué hay de cierto.

Es cierto que si pasas demasiado rato en la misma postura, al final se te puede dormir la pierna o el pie. Esto es porque cruzar las piernas puede poner presión sobre el nervio peroneo situado detrás de la rodilla, lo que hace que tengas esa sensación en la parte baja de las piernas y en los pies.

Pero es una sensación temporal.

Mantener una misma postura durante muchas, muchas horas, puede, sin embargo, causar una patología llamada parálisis del nervio peroneo, lo que provoca que no puedas levantar la parte delantera de tu pie y tus dedos.

Pero cuando en un estudio realizado en Corea del Sur se analizaron las notas tomadas por una serie de pacientes para identificar las causas, entre ellas no figuraba sentarse con una pierna sobre la otra. En realidad, el entumecimiento de las piernas a largo plazo es una consecuencia poco probable de cruzar las piernas, porque solemos cambiar de posición en cuanto nos sentimos incómodos.

¿Y la presión?

¿Qué pasa con la presión sanguínea? Cuando te la chequean, el medico o la enfermera tienden a pedir que apoyes el brazo en una silla o mesa y descruces las piernas, con los pies sobre el suelo.

Esto se hace por si al cruzar las piernas estemos aumentando la presión sanguínea, lo que daría una lectura alterada de la misma. En 2010, siete estudios encontraron que cruzar las piernas en efecto aumenta la presión sanguínea, mientras que otro no encontró ninguna diferencia.

piernas cruzadas

Sin embargo, muchos de estos estudios eran pequeños y se basaban en una sola lectura de la presión.

Uno de los estudios más grandes se llevó a cabo en una clínica especialista en hipertensión en Estambul, Turquía. Los investigadores tomaron varias medidas de la tensión, con las piernas cruzadas y sin cruzar. Resultó que la presión sanguínea era más alta cuando las piernas estaban cruzadas, pero cuando se tomaba la tensión solo tres minutos después de descruzar las piernas, la presión sanguínea volvió a sus niveles anteriores.

El mayor aumento en la presión sucede entre personas que ya están siendo tratadas por tener la presión alta.

Cómo se explica

Se han propuesto dos mecanismos posibles para explicar por qué cruzar las piernas puede aumentar la presión. Uno es que la acción de poner una rodilla sobre la otra envía sangre de las piernas hacia el tórax, lo que resulta en más sangre bombeada desde el corazón, lo que aumenta la presión.

Una explicación alternativa es que el aumento de la presión por el ejercicio isonométrico de los músculos de las piernas (sin mover las articulaciones), aumenta la resistencia de la sangre que pasa por los vasos. Esto puede explicar por qué no se da el mismo efecto cuando cruzamos las piernas a la altura de los tobillos.

¿Cuándo te sientas en una silla, cómo te gusta hacerlo? Parte I

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: