El SIDA es uno de los virus más letales de la humanidad de los últimos tiempos. Se han conseguido numerosos avances en estos años pero seguimos estando indefensos ante esta epidemia.

El SIDA es extraordinariamente mutante, cambia constantemente y suele hacerse resistente a la medicación en poco tiempo. Es por esto que es necesario cambiar más de una vez de antivíricos. El primer antirretroviral contra el SIDA fue el “AZT” y ahora se administran hasta 3 o 4 distintos siguiendo estrictos controles para observar la evolución del enfermo frente a estas cargas víricas.

Los individuos con SIDA tienen una inmunodeficiencia de base celular provocada por el virus que no se puede eliminar.

Actualmente se dispone de varios medios para controlar el desarrollo por lo que se ha convertido de una enfermedad mortal a corto plazo a una enfermedad crónica no curable pero con la que se puede llegar a convivir.

Si hablamos del origen del SIDA no encontramos ninguna explicación convincente. A lo largo de los años se han postulado diferentes teorías, algunas con más rigor científico que otras. Se supone que proviene de la mutación de un virus de inmunodeficiencia que mataba a los simios en África. Las migraciones hicieron que se difundiera. Tampoco se conoce la forma de contagio en la especie humana pero se cree que se dio por otra mutación del VIRUS. Es sabido que el SIDA se transmite por vía sanguínea y sexual.

En un principio se relacionaba con los homosexuales pero hoy en día es el colectivo más concienciado con la enfermedad, desde el punto de vista preventivo. Es por esto que la incidencia del virus ha disminuido en ellos aunque, sin embargo, se disparan los contagios heterosexuales. El intercambio de jeringuillas en drogodependientes es el medio más común.

Todos los esfuerzos médicos se centran en encontrar una vacuna eficaz para erradicar el virus puesto que el tratamiento del VIH es uno de los más caros que existen.

El SIDA: el virus inteligente

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: