La sexualidad femenina

En pleno siglo XXI para algunas mujeres hablar de su sexualidad sigue siendo un tabú

Si bien es cierto, que se ha avanzado mucho en este terreno, todavía a algunas mujeres les cuesta trabajo expresarse con total libertad, en todo lo que guarda relación con el sexo. 

Mujeres, sexo y prejuicios

Los prejuicios, tienen su base en la ignorancia y, son la demostración de que se basan en opiniones contrarias al conocimiento. Pero, no solo son los prejuicios, también tiene importancia la doble moral y los mensajes subliminales de algunos anuncios de publicidad, son el caldo de cultivo para que se formen juicios equivocados de modo inconsciente. 

Otros aspectos que influyen para que las mujeres se sigan reprimiendo son los complejos. No solo los físicos, sino también los emocionales ; los más habituales son creer que su cuerpo no es lo suficientemente atractivo para el hombre. O tratar de retrasar el máximo tiempo posible, el momento de la relación sexual, para que de este modo él no crea que se trata de una mujer fácil. A lo que hay que añadir, el ceder toda la iniciativa del sexo a él, para que así no pueda pensar que está con la mujer equivocada. 

Sin embargo, hace mucho tiempo que las mujeres que sí están liberadas sexualmente dieron un paso al frente y pasaron a ser ellas las que llevaran la iniciativa. De mismo modo, esas mismas mujeres son las que no se ponen reglas absurdas relacionadas con el que dirán. Tampoco sufren ningún tipo de complejos relacionados con su aspecto o su físico. 

La sexualidad femenina

Es fundamental, que esas mujeres que todavía no están liberadas, se liberen de una vez de todos esos prejuicios que tienen, porque solo sirven para enturbiar sus relaciones sexuales.

En claro contraste con las que sí han conseguido esa liberación que saben disfrutar de manera plena de manera plena de los encuentros sexuales. 

 


 

 

 

 



La sexualidad femenina

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: