fotografia

Para practicar esta nueva moda solo hace falta el propio cuerpo y un móvil. Todo lo que empezó como un juego entre parejas se ha ido propagando de forma que ya se han producido algunos escándalos. Según una investigación el 15% de adolescentes de 13 a 18 años estadounidenses se manda este tipo de fotografías y vídeos tomados con el móvil, se cree que en España el porcentaje es mucho menor pero ya se ha lanzado una alerta, "Es una conducta más dentro de la seducción.No pasa nada por hacerlo, pero hay que tener en cuenta que no hay seguridad de que se quede en la esfera íntima", es lo que opina la presidenta de la Academia Española de Sexología.

fotografia

El caso más complicado en España ha sido el de la concejala de Los Yébenes Olvido Hornillos, cuyo vídeo difundido por un amigo ha dado la vuelta al mundo y seguramente se quedará en internet toda la vida y son imágenes que la persiguirán siempre. Las consecuencias de que imágenes eróticas trasciendan del entorno íntimo puede ser nefasto para ciertas personas a las que le puede afectar psicológicamente y trastornar las relaciones personales y familiares. La mayoría de material privado lo difunden exparejas como venganza y se suele colgar en redes sociales después de una ruptura.

fotografia

También se ha detectado que algunos jóvenes procuran grabar a sus parejas sentimentales para evitar el fin de la relación en un futuro y tener un arma con la que hacer un chantaje amenazando con la publicación. También se practica para conseguir favores sexuales con la amenaza de su publicación. Un psicólogo experto en estos temas comenta el caso de una chica que no se atrevía a salir de casa desde que su novio que la había grabado, mandó el vídeo en que estaban haciendo el amor, a todo el pueblo, lo que le produjo un grave trastorno emocional difícil de curar.

fotografia

Atraídos por esta moda, mucha parejas se mandan vídeos como parte del filtréo, cuando aún no hay relación y luego con el tiempo, cuando ya ni se acuerdan, este material aparece publicado en las redes sociales, algunas veces como broma de mal gusto o como venganza. Un abogado especializado en nuevas tecnologías advierte que mandar este tipo de material de un adulto sin su consentimiento se incurre en un delito de revelación de secreto cuya condena puede ser de uno a cuatro años, los culpables pueden no ingresar en la cárcel pero si se quedan con antecedentes. "Internet no olvida" recuerda el letrado por eso es muy importante la custodia de imágenes íntimas.

fotografia

Para asesorar a los jóvenes sobre estas practicas y para evitar problemas se aconseja que se evite que se vea la cara o los tatuajes si los hay en las fotografías que se desean mandar. No son pocas las personas que han encontrado sus desnudos en internet después de haber perdido o sufrido el robo de su teléfono como por ejemplo lo que les ocurrió a las actrices Scarlet Johansson o Miley Cyrus.

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: