El sexo, el amor y las fantasías

Todos los seres humanos tienen la capacidad de imaginar y de tener fantasías

La forma en la que cada uno fantasee depende de varios factores, entre ellos están; la edad, su personalidad y lo liberal que sea en el terreno sexual. 

Es cierto que las fantasías sexuales son ideales para aumentar el deseo, por lo que es posible que aquellos que no tienen un bajo deseo sexual no las tengan o ignoren tenerlas. 

Fantasías y deseo 

Para tener deseo sexual, es bueno tratar de construir alguna fantasía puesto que ayudan a estimular al otro, son más acertadas si cabe en casos de personas que padecen deseo sexual inhibido. Todo está en el cerebro, y este puede ser considerado como el órgano sexual más importante del cuerpo humano. Cada persona manda en su cerebro y si tiene buena voluntad tiene la capacidad de imaginar todo lo que quiera. 

Las fantasías son el recurso ideal para que aumente el placer, aspecto que se produce tanto en el momento de tener la relación como cuando se recrea.

Por regla general las primeras fantasías que se tienen son de carácter romántico y luego ya pasan a ser explicítas. 

No negarse a tener fantasías sexuales 

Aportan beneficios, son de gran ayuda para eliminar todas las tensiones acumuladas, las personas que las tienen son más seguras  y tienen más confianza, por lo que de modo ven como desaparece uno de los enemigos que tiene el placer sexual, la ansiedad. 

Las fantasías dan sensación de libertad, en el momento de mantener relaciones y de este modo se puede experimentar y trasgredir todos los límites que suelen bloquear las relaciones íntimas.

El sexo, el amor y las fantasías

El sexo y el amor son privados, las fantasías no son excepción también son privadas pertenecen únicamente a las personas que las tienen, no existe nadie que sea capaz de descubrir las fantasías del otro. 

No tienen que ser puramente sexuales, pueden ser  románticas y sensuales, como por ejemplo una caricia o un abrazo.

Son una diversión más de la mente y ayudan a romper con la monotonía en la que suelen caer muchas relaciones. 

 

 

 

 


 

El sexo, el amor y las fantasías

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: