En Navidad los vinos espumosos son los reyes de todas las mesas, pero no todos sabemos servir un buen cava adecuadamente. ¿Cómo servir un vino espumoso? nos preguntamos las amas y amos de casa. Pues es muy fácil.

Yo empiezo pensando como evitar que se derrame de las copas. Lo consigo vertiendo un chorrito de vino en la copa, esperando a que desaparezca la espuma y sigo llenando la copa hasta la mitad. Estos vinos espumosos deben servirse entre 6 y 8ºC.

La temperatura indicada la consigo bien poniendo el vino espumoso en la nevera de dos a cuatro horas, pero no siempre lo hago así. Cuando no tengo tiempo enfrío la botella en una cubitera llena hasta la mitad con hielo y sal. En unos veinte minutos tengo la botella de cava en temperatura ideal para servir.

Los cavas o vinos espumosos siempre se deben servir en copas de tulipa, anchas en el centro y ligeramente estrechas en el centro. Te valen las copas de vino blanco de toda la vida. No hay porque hacer gastos extras.

Las burbujas de los vinos espumosos deben ser pequeñas, finas y abundantes, y ascender ordenadamente en hilera. Una vez en la superficie deben agruparse hacia las paredes de la copa formando una corona. Es así como sabes que has comprado un buen vino espumoso.

Saber servir un vino espumoso es un conocimiento fundamental para quedar como perfectos anfitriones en las fiestas navideñas y no navideñas. ¿Quién no acepta un brindis?...

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: