oljsumdwdjm

La serpiente emplumada es una divinidad que continuamente aparece en las narraciones mitológicas de diversas culturas que habitaron la región de mesoamérica. Los mayas lo nombraron Kukulkán, los mexicas, Quetzacoatl. Las representaciones más antiguas conocidas de la serpiente emplumada corresponden a la cultura olmeca, que habitó el sureste de México. En la ciudad náhuatl de Teotihuacán (nombrada patrimonio de la humanidad) la serpiente emplumada, bajo la forma de Quetzalcoatl, aparece continuamente en templos y esculturas, incluso se le erigió una pirámide. Sus características principales son el tener la capacidad de volar o desplazarse por el cielo y el ser presentada como una gigantesca serpiente con plumas propias de un ave. 

La serpiente emplumada, en cualquiera de sus manifestaciones, juega un papel importante en el desarrollo de las culturas indígenas de mesoamérica; ya que en la mayoría es su principal divinidad. En ella se concibe la unión de lo terrenal y lo celestial: la serpiente emplumada es, a la vez, la serpiente que se desplaza arrastrándose por el suelo y el ave que vuela.

Resultaría imposible intentar comprender la cosmogonía de los pueblos mesoamericanos sin antes entender el simbolismo de las diversas representaciones de la serpiente emplumada.

 

d}csacasxa

iweqjdwqodijqwojm

ñwelkmdwedx

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: