Hábitos mejorar estado anímico.

Los problemas personales, el estrés, el cansancio y decaimiento son factores que nos influyen anímicamente de ahí que algunos cambios en nuestros hábitos de vida nos pueden aportar una buena dosis de ánimo.

Las neuronas se comunican entre si utilizando una serie de sustancias químicas denominadas neurotransmisores, destacando entre ellos la adrenalina, noradrenalina, endorfinas , dopamina y serotonina. Según el neurotransmisor utilizado por un determinado grupo de neuronas para comunicarse, podemos dividir nuestro sistema nervioso en circuitos neuronales.

Los dos circuitos neuronales que más influencia tienen sobre nuestro estado anímico son los de la serotonina y el de la dopamina, gracias a ellos somos capaces tanto de potenciar facultades positivas como la capacidad de concentración o relacionarnos con nuestro entorno, a la vez que podemos disminuir otras emociones negativas como la ira, miedo o ansiedad.

¿Qué podemos hacer para que estos circuitos funcionen mejor?

1- Circuito neuronal de la Serotonina.

Se encuentran en diferentes partes de nuestro sistema nervioso, destacando el hipotálamo, glándula pineal y sustancia gelatinosa, entre otras. Es destacable que determinadas células de nuestro sistema digestivo también son capaces de producir serotonina, involucrándose así de forma indirecta en nuestro estado anímico.

Cuando este circuito de serotonina funciona correctamente es capaz de regular e incluso inhibir estados anímicos como la ira y la agresividad. Además regula nuestra temperatura corporal, el sueño, el vómito y el apetito. En trastornos del organismo como la depresión, la migraña o el síndrome premenstrual, aparece siempre un mal funcionamiento de este circuito.

Si tomáramos serotonina directamente bien por vía oral o inyectable, no tendría ningún efecto ya que no es capaz de atravesar la barrera hematoencefálica y actuar en el cerebro. Debido a esto, lo que debemos hacer es ingerir los principales ingredientes de la serotonina para que el organismo la produzca. Entre estos ingredientes el principal es el triptófano, un aminoácido esencial que podemos encontrar en alimentos como lácteos (leche, yogur y queso), huevos, levadura de cerveza, cereales, girasol, coliflor, espárragos, nueces y salmón.

Existen en el mercado complementos alimenticios naturales que contienen tanto triptófano como el resto de componentes necesarios para la producción de serotonina.

Junto a este tipo de alimentación, la actividad física aeróbica, como caminar o correr, nadar o bicicleta, también favorece la producción de serotonina.

2.- Circuito neuronal de la Dopamina

Las neuronas dopaminergicas se hallan en una parte de nuestro cerebro denominada sustancia negra, junto con las neuronas de los ganglios basales.

Las principales funciones de este circuito de dopamina son: permitir a nuestro cerebro concentrarase y prestar una mayor atención a nuestras acciones y a nuestro entorno, controlar nuestros impulsos y aumentar nuestra capacidad para motivarnos. También es capaz de aumentar la tensión arterial y los niveles sanguíneos de prolactina, hormona responsable de la producción de leche en las madres.

Cuando realizamos una acción de forma positiva y obtenemos una recompensa por ello, los niveles de dopamina aumentan, generando un deseo de repetir la acción.

Entre los alimentos que contienen los principales componentes de la dopamina para que el organismo pueda producirla están: plátanos, carnes de ave, legumbres, habas, almendras, huevos, remolacha y soja.

En este caso, los ejercicios anaeróbios realizados de forma saludable, como levantamiento de pesas, son la actividad física que más va a favorecer la producción de dopamina.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: