Contextualización de la serie "Reinas"

Queridos lectores, traigo una crítica de la serie “Reinas” hecha por RTVE y que podéis ver en la página web del canal de televisión. Aviso de que no voy a destripar la serie entera, pero sí haré algún pequeño spolier.

La serie gira entorno a dos reinas y un rey en pleno siglo XVI. Una reina es reina de Inglaterra, llamada Isabel I. La otra reina es reina de Escocia. Por último, el rey es Felipe II, rey de la que ahora es España, pero que en la época, su distribución territorial era mucho más compleja, de hecho, en la época eran llamadas “Las Españas”. Al igual que Escocia, que tal y como veremos en la serie estará bastante dividida internamente, lo que ocasionará problemas. También Inglaterra, con sus luchas intestinas y la disputa sobre si la reina era legítima o no, dependiendo de qué religión se procesara.

Porque nos encontramos en una época, donde la religión tenía un peso muy importante. Lutero, hacía tiempo que había colgado sus famosas tesis en la puerta de Gutenberg y esto provocaría la ruptura de la Cristiandad. Dividiendo a protestantes y católicos, pero a su vez también, los protestantes se escindieron en varios tipos.

Éste contexto es importante para entender la serie, porque, nos encontraremos con una católica María Estuardo, una protestante anglicana Isabel I y un católico Felipe II.

María Estuardo tendrá problemas en su reino, porque es una reina católica en un país donde una buena parte de la nobleza es protestante. Además, veremos “al personaje” de John Knox actuar para que eso sea así.

Por otro lado, tendremos a Isabel I, protestante anglicana, con diversos problemas en su reino, porque, a pesar de su mayoría protestante, tendrá católicos en su reino que duden de su legitimidad.

Por último, estará Felipe II, católico, el cual, a pesar de los Países Bajos rebeldes, tendrá un reino católico sin problemas.

Aspectos técnicos de la serie "Reinas"

Una vez contextualizados, pasaremos a LA SERIE en sí. La serie se ha rodado en inglés y ha contado con un reparto internacional. Se ha rodado en España, por lo que imitar los paisajes de Escocia e Inglaterra tiene su mérito. Ha contado con un vestuario magnífico, tal y como debe corresponder a una serie de época y se ve que han puesto mimo y detalle a la producción.

A aquéllos que saben de Historia, siempre les resulta difícil ver una serie de éste tipo. El motivo es que tanto la pequeña pantalla como la gran pantalla la han maltratado constantemente. El motivo quizá sea dar un giro más espectacular a la producción o quizá se piense que aquello no es lo suficientemente interesante como para que interese al espectador. En cualquier caso, series como Isabel o el Ministerio del Tiempo, han demostrado todo lo contrario. La realidad siempre supera a la ficción y siempre es más interesante. Además, se nota, en cierta manera, un cambio de tendencia hacia el respeto por la Historia en los guiones actuales.

Volviendo a esta serie en concreto, se nota que se ha escuchado a los asesores históricos correspondientes: en general se ha mostrado el conflicto existente entre dos reinas, las cuales, en ambos casos se jugaban la corona, y, finalmente incluso más que eso. Junto a eso, el rey, el cual, tiene otro tipo de problemas, pero que tampoco deja de atender éste conflicto.

Otro tema a destacar y en el que han estado también bien asesorados, ha sido en la personalidad de cada protagonista, los reflejan muy bien, sin caer en estereotipos y eso le da fuerza a la serie. Hasta ahí, bien.

Pero no todo podía ser positivo: especialmente en los últimos capítulos, el guionista se toma ciertas licencias que hacen recordar a los tiempos en que Agamenón muere de forma épica en Troya a manos de una sacerdotisa y no en su casa, concretamente en la bañera y a manos de los hachazos de su mujer (o al menos, eso es lo que cuenta Homero).

Como por ejemplo, el hecho de que Felipe II viaje a Inglaterra a ver a Isabel I. Eso no ocurrió: sabemos que Felipe II no fue especialmente viajero. El guionista podía haber mostrado una carta, un flasback de cuando eran más jóvenes… Hay muchos recursos para enfocar el tema de la forma correcta. Otro ejemplo es la bofetada de María Estuardo a Isabel I, evidentemente, si se hubiera producido, no nos hubiera quedado constancia, pero también hubiera precipitado el final de María Estuardo y con menos miramientos.

En conclusión, es una serie buena, disfrutable para aquellos a los que les gusten estos temas, y que a pesar de sus fallos, consigue dar una imagen lo más real posible de un momento de la historia muy interesante. Y que hasta éste momento, nadie más se había atrevido a traerlo a la pantalla.

Resumen en vídeo:

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: