Un dilema muy grande se vive en el momento de tomar decisiones que pueden cambiar tu vida y más aún cuando no solamente te pueden llegar a afectar a ti mismo si no a inocentes terceros.

Supuestamente la vida tiene un orden establecido naces, creces, te reproduces y mueres y dentro de este mismo otros pasos a seguir, debes estudiar, trabajar, casarte y tener hijos y supuestamente así tu vida debe ser una maravilla, todo tiene una razón de ser y por algo se estableció este orden, las cosas son muchísimo más fáciles. En mi caso que fue madre a los 17 años y traje un pequeño al mundo que dependía totalmente de mi novio de 22 años y de mí, te digo el orden tiene toda la razón, ser padre no es asunto fácil, muchas dudas, incertidumbres y temores y ya que no puedes lidiar solo con los tuyos también te toca lidiar con los de la pequeña bendición. Tal vez habrás escuchado que cada bebe trae el pan debajo del brazo, es una total y absoluta mentira tienes que sacudirte y prepararte para trabajar y poder alimentarlo, olvida de tus largas horas de sueño o tu espacio de ocio y entretenimiento, ya ni al baño podrás ir solo.

Cada acto tiene una consecuencia y hay que asumirla responsablemente, para ser padre joven hay que tener los huevos bien puestos, porque no es que se acabaron tus sueños, al contrario tienes una motivación mas grande para lograrlos y un trabajo largo y duro por delante por que ya no solo lucharas por tus sueños si no por los de alguien más, una pequeña personita que te hará el robo más grande del que puedes ser víctima, tu corazón y entonces si empieza hacer las cosas bien, no perfectas porque nadie es perfecto, te llenaras de algo, que no te puedo asegurar que tengas si sigues el orden establecido en la vida, se llama felicidad y esta la adquieres haciendo lo que amas, estando con quienes amas y donde amas, porque hay mujeres cuarentonas solteras felices, hay esposos sin hijos felices, hay madres solteras felices, hay gente que estudio fotografía feliz.

Es simplemente que tal vez, el camino más fácil no sea el que te lleve a la felicidad, que no eres solo un prototipo que se repite y repite, es que te puedes arriesgar tomar las riendas de tu vida, moldearla a tu manera y conseguir lo que de verdad quieres, no lo que los otros esperan de ti. Para terminar, debo decir que muchas veces no vamos a estar preparados para lo que se nos presenta en la vida, no hay una edad o tiempo específico para estarlo, no todo es como en los sueños, perfectos y para siempre, pero dependiendo de la actitud con la que asumas las situaciones, tendrás resultados favorables o desfavorables así que pongámosle la mejor actitud acá situación que nos regale la vida. En mi caso, ya después de muchos años, he construido una linda familia junto a mi esposo, aun sigo luchando para lograr mis sueños, he alcanzado algunos, pero me faltan muchos y nunca he olvidado que la felicidad se vive en el camino no en la meta por eso lo hago ameno y a mi manera.

paisaje motivacional

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: