Maestro

La labor que desarrolla un maestro puede ser considerada como impagable. Entre sus múltiples funciones se encuentra la de orientar al alumno en sus tareas diarias. 

Los maestros tienen la difícil tarea de formar a las nuevas generaciones y, al mismo tiempo ayudarles dentro de lo posible a que descubran su vocación. Se sacrifican y esfuerzan para que sus alumnos tengan a su alcance el arma más poderosa que existe contra la ignorancia, la educación. 

Los máximos responsables de la educación de los niños son los padres, ellos realizan la labor en su casa. Pero son los maestros los que contribuyen a que los niños  adquieran conocimientos y valores. 

Características de los maestros

Para ser un buen maestro son necesarias una serie de características, la primera: tener mucha paciencia, ya que no todos los niños tienen la misma capacidad de comprensión que el resto, e incluso algunos presentan graves problemas de aprendizaje. Son estos últimos los que requieren una mayor atención por parte del maestro quien tiene que hacerlo sin descuidar la atención de los demás. 

El respeto es otra de las características que debe tener un maestro, ya que en numerosas ocasiones coinciden en el mismo aula alumnos de diferentes nacionalidades, cultura o raza, el maestro tiene que intervenir cuando surgen los inevitables roces entre ellos les hace comprender que no hay nadie mejor que nadie. 

La última de las características que tiene un maestro es la de del conocimiento y en él está la capacidad de transmitir al alumno lo que tiene que ir aprendiendo poco a poco.

Todas estas características resultan fundamentales a la hora de conseguir que los niños salgan del colegio preparados para enfrentarse a las dificultades que se encontrarán en la vida. 

Las nuevas generaciones de maestros

No tiene porque ser algo exclusivo el considerar buen maestro a aquél que tiene una edad más avanzada. Ya que las nuevas generaciones de maestros tienen a su alcance nuevas técnicas pedagógicas y acceden más fácilmente al uso de las nuevas tecnologías, que constituyen una gran ayuda para que desarrollen su labor del modo más profesional posible. 

Conclusión

El aspecto fundamental que todo maestro debe tener en cuenta a la hora de elegir la profesión, es la vocación. ya que quien accede a ella por imposición o por obligación, y realmente no quiere ser maestro corre el grave riesgo de perjudicar a los estudiantes. 

Los maestros dan lo mejor de sí mismos para enseñar a los alumnos, y no les importa la situación social que tengan. Porque ellos trabajan por igual tanto para el más humilde, como para aquél que es más pudiente. No les interesa la situación, sino que por encima de todo les interesa el ser humano. 

 

 

 

 

 

Maestro

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: