Solidaridad Femenina (SF) es la organización que acoge a madres solteras en Marruecos y se tiene que enfrentar a grupos islamistas que acusan a dicha asociación de fomentar el adulterio. Según relata Aicha Chenna, fundadora de SF, ha recibido llamadas por teléfono de grupos islamistas. "Aquí hay mucha hipocresía, utilizan la religión como les parece pero he visto también que entre ellos hay madres solteras y hombres que se dicen virtuosos y luego abandonan a la mujer", comenta Aicha. No obstante las cosas ha cambiado algo para las madres solteras, ahora ya no tienen que inscribir a su hijo con una X como apellido, desde la reforma del Código de Familia ya le pueden poner el nombre que quieran así el niño no tiene que saber que es bastardo.

fotografia

Si una joven pide una prueba de ADN porque ha sido violada o abandonada por su novio, lo tiene muy difícil, los trámites son muy caros y los tiene que pagar ella y nunca disponen de dinero. Además los funcionarios lo complican todo exigiendo muchas veces certificados de noviazgo. En Marruecos, la opinión pública es muy dura con las madres solteras, son comparadas con prostitutas y muchas de ellas recurren al aborto antes que tener una mancha sobre su reputación.

fotografia

La principal tarea de Solidaridad Femenina es dar dignidad a las chicas y ayudarlas a recuperar su autoestima. Durante tres años las enseñan a leer y escribir si son analfabetas, también un oficio, como peluquería, cocina, costura, pastelería, etc. Cuando pasan los tres años deben salir y empezar una vida por su cuenta. Actualmente se encuentran es este centro 40 mujeres con sus niños que cuestan 400 euros mensuales al centro de los que la mitad  lo financia SF y el resto son donaciones. Algunas chicas cuentan historia muy tristes como una que ya es peluquera y que fue violada por tres hombres al salir de su trabajo. Ya no podía regresar a su casa embarazada ya que su hermano "agresivo y drogadicto" la hubiese matado.

fotografia

Otra de las chicas no quiere volver a su casa para que sus padres no sean la vergüenza del barrio y se niega a dar el nombre del novio que la abandonó porque sus hermanos lo buscarían para matarlo. Aquí se encuentra criando a su hija que solo tiene unos días de vida. En Marruecos, según cuenta la presidenta de esta asociación, cada día nacen unos 100 niños fuera del matrimonio y una gran parte son abandonados. 

fotografia

Pese a todos los problemas que la asociación se enfrenta, el propio Mohamed VI, se puso en contacto con Aicha para pedirle que siga con su labor y le hizo donación de 2 millones de dirhams (200.000 euros) para la asociación, reconociendo así el gran trabajo que realiza para el país. También una fundación norteamericana le ha concedido el Premio Opus, dotado con un millón de dólares. El ejemplo de esta asociación ha hecho que nazcan otras en Marruecos que también ayudan a las madres solteras, y se espera que con este ejemplo, cada vez haya más familias que acojan y perdonen a estas chicas que han tenido un desliz, o que incluso muchas han sido violadas.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: