Ser joven

La juventud y la edad no tienen porqué ir unidas. Cuando una persona se siente joven y con ganas de vivir esto debe valer para que siga siendo joven.

El actual ritmo de vida, el trabajo, la rutina y el estrés hacen que las personas lleven un ritmo de vida demasiado acelerado.

Estos factores pueden terminar afectando a la salud, tanto a nivel mental como a nivel físico; este último factor es el que más se va a ver reflejado en la piel tanto del rostro como en la del cuerpo. 

Todas las personas deseamos  mantenernos jóvenes el mayor tiempo posible. Aunque hay algo que no se puede impedir y, es el avance de la vejez, ya que inevitablemente va a llegarnos a todos. Lo que no quiere decir que por ir cumpliendo años haya que dejar de lado el cuidado del cuerpo y la mente. 

A partir de este momento adquiere especial importancia el que cada uno se centre en pensar de un modo diferente, alejándose de los prejuicios que normalmente impiden que las personas tengamos total libertad, para ello lo más aconsejable es que nos tomemos un tiempo y lo dediquemos a nosotros mismos, así es posible que retrasemos la llegada de la vejez. 

Si una persona se siente joven, se sentirá mejor consigo misma

Cuando una persona piensa que los años se le han echado encima y cada vez ve más cerca la vejez, es más que posible que aparezcan rasgos visibles de la misma y que estos sean visibles para los demás. Es decir, nos verán como nos vemos nosotros mismos. 

Por el contrario cuando alguien se siente joven y con ganas de vivir, de hacer cosas y actividades y de seguir compartiendo con los demás sus aficiones aparecerá ante los ojos de los demás como alguien joven y radiante.  Y lo más importante de este modo esa persona se sentirá mejor consigo misma. 

Superar el paso de los años

Para tratar de seguir manteniéndose joven lo mejor es seguir realizando actividades tanto físicas como mentales. Dar paseos, leer, son algunas de las actividades que nos ayudarán a mantenernos activos y así lograr retrasar la llegada de la vejez.

Otro aspecto a tener en cuenta es la manera de vestir, no por tener más años uno ya se tiene que vestir como una vieja, más bien al contrario debe intentar mantener una forma de vestir juvenil huyendo de determinados excesos. 

Para seguir siendo joven es fundamental seguir en contacto con los jóvenes

Seguir siendo joven es muy sencillo si la persona desea seguir siendo así. Esto lleva consigo que se mantenga la comunicación con todo tipo de personas, no juzgar a la juventud actual, tener contacto con los avances tecnológicos y comprender a las personas tengan la edad que tengan. 

En definitiva la edad nunca debe ser un obstáculo para que una persona se limite a la hora de hacer o decir cosas o de ir a determinados lugares, ya que la libertad para actuar no debe tener límites.



 

Ser joven

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: