Emigrante exitoso.

El hombre emigra desde tiempos remotos por múltiples causas, desde económicas hasta políticas, pero todas tienen algo en común: la búsqueda de un futuro mejor. Ser emigrante no es cosa fácil, más allá de la posible discriminación por ser extranjero, la adaptación a un mundo nuevo lleva una gran dosis de valor y sacrificios por parte del emigrante. Llegas a tierra extraña con personas que tiene otras costumbres, idiosincrasia y en muchas ocasiones otro idioma. Si hasta cambiar de ciudad dentro de tu país puede ser estresante, cuanto más lo es comenzar una vida nueva en tierra ajena.

No existe una fórmula mágica para ser un EMIGRANTE EXITOSO, pero si muchos consejos de quienes lo han logrado, a veces tras muchos errores y caer y levantarse un montón de veces. La clave está en oír consejos, estar abiertos al cambio y no a tratar de imponer nuestra cultura en otro suelo. Por supuesto, también hay que mantener tus raíces, no olvidarte de quien eres ni de dónde vienes y mantenerte enfocado en tus objetivos. Si otros lo han logrado tú también puedes. Aquí les dejo unos tips que pueden ayudar a ser un emigrante exitoso.

  • Escuchar y observar mucho y hablar poco. Es una realidad distinta a la que estás acostumbrado, calla, mira y aprende.
  •  Conoce las leyes del lugar a donde emigras. Lo que en tu país es algo inocente, allá donde vayas puedes ser un delito.
  •  Apóyate en la tecnología. Dentro de las ventajas de la globalización está el que la tecnología te ayuda a obtener casi toda la información que necesitas, al instante y en cualquier sitio. Hoy con una computadora o teléfono inteligente logras saber desde direcciones y localizaciones hasta los pasos a seguir para cualquier trámite local o internacional, con información de posibles errores y evaluaciones de los servicios.
  •  Ten amigos, muchas veces te orientan y ayudan, especialmente si han emigrado como tú y pasaron antes por lo que ahora pasas. 
  • Mantente enfocado en tus objetivos y da pasos firmes hacia ellos. Siempre realista, pero sabiendo que puedes lograr aquello que te propongas si trabajas duro en ello.
  • Mantén contacto con familia y amigos en tu patria. Son tus raíces, es quien eres y hacerlo te va a ayudar a ser una mejor persona.
  •  Distráete, ten un hobbit. Los primeros años en cualquier tierra extranjera son duros, se trabaja mucho para lograr establecerse y muchas veces te cambia para siempre. Como se alimenta el cuerpo hay que hacerlo con el alma. Pasea, conoce lugares nuevos, disfruta de tu nueva vida.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: