liderazgo

Cómo ser un buen líder

Mucho es lo que se ha escrito y publicado sobre el tema LIDER y LIDERAZGO. Libros de autoayuda, obras para empresas con dedicación específica para los altos cargos de dirección que dan consejos útiles a aquellos que se interesan por este tema. La mayor parte de estos escritos han sido devorados por muchos lectores para intentar primero, entender qué es lo que convierte a una persona en un líder y después, cómo aprender a ser un líder.

La razón por el interés en este tema específico es muy sencilla: actualmente una gran parte de empresas se desestructuran por una mala gestión basada en una idea errónea acerca del cargo de dirección. En múltiples ocasiones se confunde liderazgo con autoridad. Muchas personas creen equivocadamente que ocupar un puesto de alto cargo implica ejercer la autoridad impuesta, “mandar” a sus subordinados y tomar simplemente las decisiones que se creen oportunas en cada momento analizar previamente las circunstancias y no tener en cuenta la opinión de los empleados.

Ser un buen líder dista bastante de esa mentalidad y actitud, aunque es bien cierto que los cargos conceden cierta autoridad para tomar decisiones. No obstante, hay más factores implicados en un buen liderazgo.

Liderazgo

¿Qué es lo que determina a un buen líder?

Que influencia en las demás personas convirtiéndolas en sus seguidores. Al contrario, nunca jamás los manipula.

Recordemos por unos instantes el líder más grande de todos los tiempos: JESÚS. Él ha influenciado en generaciones enteras. Su nacimiento ha dado un vuelco en la cronología de la historia humana (a.C. = antes de Cristo y d.C. = después de Cristo). Obtuvo muchos seguidores, se han escrito centenares de libros sobre él, es uno de los personajes más estudiados. Si estudiamos su vida a fondo, detectamos en él todas las cualidades de un buen líder. Jesús mismo nos reveló los secretos para llegar a serlo y nos dio el ejemplo mediante su propia vida, actitud y acción.

Servir

Si quieres ser un buen líder, debes servir a los demás. Da el ejemplo para que los demás te imiten. La vida de Jesús se basaba en el aprendizaje y en el ministerio.

Trata a los demás cómo tú quieres que te traten a ti

Si quieres que te traten bien, debes tratar igualmente a los demás. No puedes esperar que te traten bien, si maltratas a tus empleados o compañeros de trabajo. ¿Jesús maltrató alguna vez a alguien? La respuesta a la pregunta es un rotundo NO. Al contrario, se preocupaba por la gente y se compadecía de ella. Trataba de ayudar en todo momento.

Ama a tu próximo como a ti mismo

Esta es la ley de oro que pronunció Jesús en una ocasión en respuesta a sus discípulos. Aquí no se refiere al amor sentimental o sexual. Sino del amor fraternal, como a un hermano o buen amigo. El amor es importante, puesto que somos incapaces de tratar mal o repudiar a una persona a la que amamos.

Saber escuchar

Hay una gran diferencia entre oír y escuchar. Podemos oír las quejas de los trabajadores de una empresa. No obstante, si no hacemos caso a las quejas ni a las demás señales que surgen a nuestro alrededor, no podemos esperar que las cosas sigan por buen camino. Un buen líder ESCUCHA al que tiene una queja o un problema, lo analiza e intentar resolverlo para ayudar a la persona.

Sinceridad

Debemos no sólo escuchar y querer ayudar, sino toda nuestra actitud y nuestro pensamiento deben estar basados en la sinceridad, así como la buena voluntad. Sólo así nos ganamos el respeto de los demás.

Actitud positiva / Proactivo

Una actitud positiva es imprescindible para realizar nuestros deberes y cumplir tanto con los propósitos nuestros como con aquellos que nos han sido impuestos por el cargo que ocupamos dentro de la empresa. Saber rectificar es de sabios.

Resultado

Si cumplimos con estas normas y nos involucramos en nuestro trabajo dando un buen ejemplo, sirviendo y ayudando a los demás, nos implicamos con sinceridad y buena predisposición, además de respetar las opiniones ajenas, nos ganamos a los demás empleados y su voluntad de dar lo mejor de sí.

Seamos religiosos y creyentes o no, un análisis de la vida y de la obra de Jesús nos ayuda a entender mejor la función de un buen líder, puesto que Jesús era y sigue siendo un líder en toda regla, influyendo en muchísimas personas y generaciones.

Observación

Como última observación, el libro titulado LA PARADOJA escrito por James C. Hunter es un relato sobre la verdadera esencia del LIDERAZGO.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: