Sepulcro

EL SEPULCRO DE MARÍA

El sepulcro de María – Lugar de adoración

EL SEPULCRO DE MARÍA se sitúa, actualmente, en el Valle de Cedrón, junto al monte de olivos y cerca de la ciudad histórica de Jerusalén. Se trata del mismo lugar donde fue puesto el cuerpo de MARÍA, la madre de Jesús, antes de que ella ascendiera al cielo. No lejos de este lugar se encuentra la Basílica de Getsemaní.

Durante el siglo cuarto se había construido una iglesia en este lugar. No obstante, Saladino (1138 Irak – 1193 Damasco), sultán de Egipto y Siria, la destruyó durante la conquista de Israel. La cripta se conservó durante dicha conquista y, en el siglo XII, se volvió a construir la basílica, dado que María también es venerada en el Islam. Este monumento que alberga EL SEPULCRO DE MARÍA se conserva hasta nuestros días desde su reconstrucción.

Hoy por hoy, esta basílica que acoge EL SEPULCRO DE MARÍA, es greco-ortodoxa y apostólica-armenia, aunque los ortodoxos coptos, sirios y etíopes veneran igualmente este lugar. En el interior de dicha basílica encontramos unas escaleras por las que se desciende al lugar donde María pasaba unos días antes de su asunción. Junto al sepulcro de María se encuentran también las tumbas de sus padres y de su marido José. En aquella época era costumbre utilizar tumbas familiares para reunir los restos de los miembros en un solo lugar. Así, las familias permanecían juntas hasta después de la muerte.

La entrada a la BASÍLICA permite descender al sepulcro de María, situado en un cuarto pequeño al que se entra por un lado y se sale por el otro. Son muchos los turistas y los lugartenientes que vienen a visitarlo y a venerarlo. Al lado de la entrada a la basílica, encontramos otra, una entrada a la Gruta de la Traición, donde, según la creencia cristiana católica, tuvo lugar la detención de Jesucristo.

Sepulcro

Sepulcro

Sepulcro

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: