ESOS SENTIMIENTOS QUE MATAN

Mi amiga, no pudo retener más el llanto que tenía acumulado en su alma y que su voz delataba a cada palabra que decía, con aliento de últimos suspiros del convaleciente que yace en su lecho y que presiente que se acerca el final, quebraba su voz.

Llore con ella, se me atascaron las palabras entre el pensamiento y mi garganta, no supe que decirle, que impotencia, no me hacía en su lugar, por más que lo intente, por más que le di vueltas al asunto, fue inútil, pero consolé a mi amiga como me consuelo en las noches y en mis soledades, sé que ella sufre, y llora tormentos cada día y cada noche y estoy seguro que no sabe que hacer, para volver a la tranquilidad de espíritu que tenía antes de comenzar este calvario.

Imagine su cara deformada por las circunstancias que vive, sentí ese nudo de su garganta en la mía, seque sus lagrimas en secreto, para evitar que mi esposa lo más hermoso que me ha sucedido en esta vida se entere y malinterprete las cosas, pero queremos tanto a nuestra amiga, que sufrimos su sufrimiento, que lloramos su tristeza que nos entristecen sus lagrimas, que nos afectan sus problemas, ella es tan sensible y nosotros conocemos esa sensibilidad que ella en sus entrañas posee.

Merece otro destino, merece cosas mejores; Ella pregunto a mi esposa por su mamá y ella le dijo que estaba bien y le dio las gracias, por estar pendiente, ella le dijo que la saludara de su parte, que la quiere mucho y rompió a llorar, su llanto nubló mis ojos de llanto y sentí un alivió profundo, no por su reacción, si no porque, caí en cuenta que todos sentimos, que todos sufrimos, que todos queremos, que somos seres de sentimientos y pasiones, eso me hizo entender muchas cosas acerca de nosotros mismos, somos seres que amamos, odiamos, nos entregamos, tenemos dudas, deseamos. Eso es tan hermoso pues nos hace sentir vivos.

 

ESOS SENTIMIENTOS QUE MATAN

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: