Escribir

Sentado frente una hoja de papel virtual, pienso lo que debo escribir, si lo deseo compartir en un mundo de pocos lectores, estos medios son visitados por gente muy visual, que gusta de escritos muy cortos, con mucha ambición ilusionista, pienso que escribimos para todos, donde no todos están interesados en los temas propuestos, de igual manera que escribir que no cause rechazo en un ambiente de poca tolerancia, escribir para pensar es labor ardorosa e incomprendida, por lo tanto, lo que gusta es lo refrescante, sin ningún interés de crear inquietudes.

Pero escribir por escribir a lo mejor no valga la pena, por eso después de mucho pensar, quiero arriesgarme a compartir algunas inquietudes que no tienen la pretensión de sentar la verdad absoluta.

Escribir es una forma de denunciar a nuestra manera el comportamiento de un mundo demasiado complejo, la maldad gusta en mayor proporción a la bondad, lo material prima sobre lo espiritual, el dinero sigue siendo el patrón que nos rige, no siendo un medio si no un fin.

Lo anterior se corrobora en como se eligen los lideres, que regirán los destinos de nuestros países, los de la cultura del macho dominante, agresivo, que poco le importa la gente de a pie, la gente humilde del pueblo, son los aclamados y ungidos, parece que el trauma de la dominación jamas se superara, mentalmente condenados a elegir a los mismos que han hecho del poder, un modo de subyugar a los demás.

Entre mas maldad se le atribuya a un líder, mas seguidores tiene, como que se saca a flote ese lado malo, que parece todos tenemos, como explicación lógica de la fuerza de contrarios con que fuimos creados.

Es tan raro el hombre, que invoca la idea de un dios para hacer el mal, profetas y representantes utilizan el terror del fuego eterno para manipular a la gente humilde, condicionándolos a elegir el líder del mal, que nos condenara al suplicio.

Los medios de información tratan por igual al bien que al mal, confundiendo a sus receptores, que terminan por aquello de la repetición y la promoción, que entre mas malo se sea, mas macho se es, por lo tanto siendo el apropiado para dirigir.

Mano fuerte e inconsciente, que arrase a todos los humildes por igual, es lo que los humildes deciden, somos masoquistas, o le tenemos miedo al bien, el cambio nos asusta, siglos de rejo y privaciones, como que nos lleva a decir, mas vale malo conocido, que bueno por conocer.

Decir todo esto es una locura, por lo tanto escribimos para el alma, a lo mejor estamos en la prueba eterna de resistir en cuerpo y alma, como medio de purificación para la vida eterna, o realmente nuestras configuraciones originales fueron modificadas al nacer y no podemos hacer nada por restaurarlas.

Paciencia, trata de cambiar tu mundo interior y deja que el mundo exterior cambie por si mismo, no esta en tus manos cambiarlo, es la orientación de todos aquellos motivadores desde la tarima del teatro, en sus conferencias de motivación, pagadas por nosotros por supuesto.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: