Orlando Orellano, un kiosquero de 29 años, ya había cerrado su local cuando un “cliente” quiso comprar una cerveza. Como se negó, fue ejecutado de dos balazos. El autor del hecho, que está prófugo, ya está identificado.

Un joven kiosquero de 29 años fue asesinado de dos disparos en la localidad bonaerense de Villa Madero cuando un hombre le pidió que le vendiera una cerveza y el comerciante se negó.

Fuentes policiales informaron a Télam que el hecho ocurrió en un local ubicado en Cochabamba y General Pintos de esa localidad del partido de La Matanza, en el oeste del conurbano.

La víctima, identificada como Orlando Orellano, de nacionalidad boliviana, ya había cerrado su negocio cuando un sujeto se acercó y le pidió que le vendiera una cerveza.

Debido a que el dueño se negó, el "cliente" extrajo un arma de entre sus ropas y le efectuó dos disparos, uno en la cabeza y otro en el abdomen.

Un vecino alertó de lo ocurrido a la seccional de Villa Madero y cuando los efectivos llegaron al lugar, encontraron al hombre gravemente herido, por lo que lo trasladaron al hospital más cercano pero llegó sin vida.

En tanto, la Policía busca dar con el asesino, que se mantiene prófugo, pero ya fue identificado por testigos presenciales del crimen que declararon en la causa que lleva adelante la fiscal 7 de La Matanza, Roxana Castelli.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: