Sendero por Taborno hacia las Carboneras: descubriendo Tenerife.

SENDERO DESDE PICO EL INGLÉS, POR TABORNO CAMINO LAS CARBONERAS: DESCUBRIENDO TENERIFE.

Un sendero que nos conduce a través de extraordinarios barrancos.

Empezamos el sendero en el Pico del Inglés, partiendo como es costumbre desde el Intercambiador de Transportes de La Laguna. Allí tomamos la guagua de la línea 273 de Titsa de la cual nos bajamos en la última parada. Como hemos dicho en otras ocasiones en este punto podemos recrearnos en los magníficos paisajes que nos ofrece este entorno. Por una parte conseguimos una buena panorámica de La Vega Lagunera con el Teide de fondo y por el lado contrario los Roques de Anaga. A su vez desde la propia carretera podemos observar a lo alto el radar del aeropuerto ubicado en la Cruz de Taborno, por donde pasaremos en la ruta de hoy y el punto más alto del Macizo de Anaga. Todo ello siempre que el tiempo no lo permita y no esté cubierto con la niebla tan característica del lugar.

La primera parte de nuestro camino la efectuaremos sobre asfalto con cuidado hoy quizás más que otros días, ya que al ser festivo hay más tráfico que de costumbre por la zona. Continuaremos así un tramo hasta alcanzar la entrada del primer del sendero.

Sendero por Taborno hacia las Carboneras: descubriendo Tenerife.

Superamos un viejo restaurante ya abandonado (como hemos hecho en otras ocasiones cuando tomamos esta parte del sendero). Dejándolo atrás pasamos el desvío comúnmente conocido como “la luz al final del camino” y enseguida a nuestra derecha (sin señalizar) distinguiremos un pequeño sendero con unos escalones de piedra. Subimos por él y nos encontraremos recorriendo los límites de la zona acotada del radar de control aéreo. En otras ocasiones hemos disfrutado de este sendero con más vegetación, mucha más humedad con su niebla propia de los alisos, pero debido a los escases de lluvias esta vez el paisaje es bastante diferente y mucho más seco. En ese momento estaremos en la zona conocida como La Cruz de Taborno, la elevación más alta del Macizo de Anaga con sus 1.020 msnm.

Nuestro recorrido trascurre por medio de un estrecho sendero que va descendiendo zigzagueando a través de los retorcidos arboles hasta salir pronto a la carretera, TF-12 cerca del cruce que va a Taborno. Termina este tramo del sendero con unos escalones de piedra provistos de una cuerda para sujeción.

Sendero por Taborno camino las Carboneras: descubriendo Tenerife.

Una vez descendamos por los escalones cogemos hacia nuestra derecha. De nuevo volvemos a caminar un tramo por asfalto. Cuando pasemos el cruce debemos intentar atravesar al otro lado de la carretera y seguir hasta llegar al Bar-restaurante Casa Carlos. En esta parte hay que tener mucha precaución porque suele haber más tráfico que en el punto donde empezamos. Justo al lado derecho del Bar-restaurante Casa Carlos hallaremos la señalización de nuestro sendero y por donde debemos proseguir.

Comenzamos descendiendo por una pista de cemento, dejando atrás la zona de aparcamiento. Rápidamente encontramos que el camino se trasforma en un sendero de tierra, algo más estrecho pero que continua siendo fácil de caminar.

Sendero por Taborno camino las Carboneras: descubriendo Tenerife.

Sendero por Taborno camino las Carboneras: descubriendo Tenerife.

Continuamos bajando hasta donde se encuentran tres caminos, sin ninguna señalización. Proseguimos por el más ancho, el del centro, por el sendero que venimos. Hallaremos a unos cien metros una casa, símbolo que vamos por buen camino. Nuestro sendero trascurre entre laurisilva y monte bajo por lo que por ahora es muy agradable.

A lo largo de nuestro sendero podemos disfrutar las preciosas vistas que nos ofrece en diferentes puntos. En la primera parte del sendero Los Roques de Anaga y el Roque Negro surgen frecuentemente listos para ser fotografiados.

Descendemos entre helechos, brezos, tiles, acebiños, estos últimos son fáciles de identificar por sus oscuros frutos en el suelo, y otras especies que conforman la rica laurisilva.

Continuando daremos con un pequeño entrante en la montaña a modo de refugio para los caminantes. Más adelante llegaremos a un cruce con nueva señalización, tomaremos el sendero de la izquierda con dirección hacia Taborno. Después de zigzaguear un tramito volvemos a encontrar otro entrante en la montaña, otro pequeño refugio para días de lluvia. Nuestro entorno se vuelve cada vez más despejado. A nuestra izquierda empezamos a vislumbrar el caserío de Las Carboneras, nuestro destino final. Hemos tenido suerte y el buen tiempo nos ha dejado disfrutar de su panorámica en la vertiente contraria del barranco.

Atravesamos una estrecha vereda descampada del sendero, teniendo el Barranco de Taborno a la izquierda y el Barranco de Guarnaz, con el valle de Afur, a la derecha. Desde este punto tenemos, con buen tiempo, una buena vista de la magnífica cordillera de Anaga que se impone con su grandeza y su belleza hasta alcanzar la costa.

A los pocos metros veremos el Roque de Taborno con el caserío al que le da nombre y sus alrededores. El sendero desemboca, mediante una rampa de cemento y gravilla algo inclinada (afortunadamente seca), enfrente de la parada de guagua del citado caserío en la TF-138. Justo aquí volvemos a encontrarnos con diversa señalética indicando un desvió hacia Afur. Lo ignoramos y proseguimos camino a Taborno para recorrer el caserío.

Sendero por Taborno hacia las Carboneras: descubriendo Tenerife.

Nos dirigimos calle abajo hacia la plaza de la Iglesia de San José. Desde un lateral de la misma surge una ancha acera roja a modo de paseo hacia el Mirador Fuente del Lomo el Monte de la Hoya y el camino que conduce al él Roque de Taborno. Este tramo está bien señalizado, no hay posibilidad de pérdida y vale la pena por las vistas. Por un lado una buena panorámica de los Roques de Anaga, otra del Macizo de Anaga y del Valle de Afur, y por otro lado el Roque de Taborno en todo su esplendor (cuando no lo cubre la niebla). También podemos ver el caserío de Las Carboneras.

Después de andar un rato por el lugar decidimos que el mirador era buen lugar para almorzar, dadas sus magnificas, y retomar fuerzas para el trecho final de nuestro sendero. La bajada hasta el pie del Roque y la posterior subida me costó un poco. Necesitaba descansar.

Sendero por Taborno camino las Carboneras: descubriendo Tenerife.

Una vez recogido todo para no dejar ningún resto de nuestra presencia retomamos nuestros pasos y volvimos hacia el principio del pueblo, al lado de la parada de guagua. Continuamos unos metros más carretera arriba por asfalto hasta encontrar la entrada del tramo de nuestro último sendero. Ascendiendo por la carretera veremos en una de las curvas un letrero de madera con el nombre de Las Carboneras. Vamos bien pues a los pocos metros encontramos un entrante a nuestra derecha entre las vallas de la propia carretera (sin señalizar). Este desciende y aunque pueda parecer en un principio que conduce a unas fincas no lo duden, es nuestro sendero. Nos adentramos por él.

Sendero por Taborno hacia las Carboneras: descubriendo Tenerife.

Sendero por Taborno camino las Carboneras: descubriendo Tenerife.

Con algunos descensos pronunciados y otros más cómodos vamos atravesando monte bajo y huertos hasta llegar al cauce del barranco. Ahora nos tocará ir ascendiendo por el sendero, con lo que ello conlleva. En algunos tramos se nota el cansancio pero no tendremos mayor dificultad. Nos extrañó encontrar indicios de una hoguera en un rellano en el fondo del barranco, siendo esta una práctica prohibida.

El sendero trascurre un buen tramo por la ladera del barranco llaneando lo que hace más cómodo nuestro paso. En esta zona disfrutaremos de mucha vegetación y matorrales en flor. Reconozco la Canarina canariensis (bicacarera) una flor en forma de campanita, hierba perenne, trepadora, endémica de Canarias. Otra de ellas es la flor de la morgallana (Ranunculus cortusifolius), una planta herbácea con las florecillas amarillas que resaltan entre tanto verde.

Pasamos por dos torretas de alta tensión casi al final del sendero, al tiempo que empezamos a ver casitas abandonadas en medio de las zarzas. En lo alto ya empezamos a visualizar el caserío de Las Carboneras. El tramo final del sendero trascurre entre huertas con cultivos, bien limitadas y una pequeña vereda de tierra combinada con tramos de escalones que nos llevaran, con una pequeña pendiente y bordeando un muro de piedra, hasta alcanzar la carretera. Terminamos el sendero bajando con unos grandes escalones junto a la señal que marca la dirección hacia Taborno (lugar desde donde venimos).

Sendero por Taborno camino las Carboneras: descubriendo Tenerife.

Disponemos de bares o pequeños restaurantes para el que desee tomar algo. Y como vamos bien de hora podemos disfrutar de dar un paseo por el pueblo antes de tomar la guagua de vuelta. La parada la podemos encontrar en un lateral de la iglesia de San Isidro Labrador. Desde allí cogeremos la línea 275 con destino al Intercambiador de Transportes de La Laguna (recordar que los sábados, domingos y días festivos los horarios son muy limitados).

Espero hayan disfrutado tanto como yo de este pequeño pateo. ¡Hasta la próxima! Mañana Dios mediante otro sendero más, si el tiempo lo permite.

*Pateo y fotografías realizadas por…Noemi!!!* el día 2 de febrero de 2016.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: