Sendero  desde las Mercedes hacia Jardina: descubriendo Tenerife.

SENDERO DESDE LAS MERCEDES, PASANDO POR EL PICO INGLÉS HACIA JARDINA: DESCUBRIENDO TENERIFE.

Un sendero que nos traslada por varios recorridos a través de la laurisilva, pasando por un mirador natural y terminando en Jardina.

Desde el Intercambiador de Transportes de La Laguna de Titsa podemos coger las líneas con dirección a La Cruz del Carmen; las líneas 273-275-076 y 077, buscando siempre el horario que mejor nos convenga y bajarnos allí.

Al igual que otros senderos que parten de este punto nuestro sendero comienza en a la izquierda del bar restaurante que está en la parada de La Cruz de Carmen. Empezamos con una suave pendiente, una buena parte por una pista forestal, cómoda y bien señalizada a través de la laurisilva, la comunidad vegetal predominante del lugar.

Tras un kilómetro llegamos a un cruce, bien señalizado, tomando la dirección hacia El Batán del cual dista 4 km. Pero nosotros tomaremos solo parte de él, descendemos por el sendero con cuidado de no resbalar, ya que suele guardar mucha humedad la zona. Llegamos a la pista de Las Hiedras y cogemos a nuestra derecha. Hasta aquí estamos realizando los mismos pasos que hicimos cuando ejecutamos el Sendero camino Los Batanes. La diferencia es que ahora continuamos por esta pista, el camino Las Hiedras, una pista llana, muy cómoda y menos embarrada que la que tomamos de bajada.

Sendero  desde las Mercedes hacia  Jardina: descubriendo Tenerife.

Aunque esta parte del sendero es más clara que la mayor parte de nuestro recorrido, podemos encontrar muchísima y diversa vegetación. Hallamos al borde del camino grandes helechos, fayal-brezal, musgos y líquenes en las paredes que delimitan el sendero, como también algunas hortensias que llaman la atención por sus grandes ramilletes de flores. También muchas zarzas y algunos ejemplares de setas…

Sendero  desde las Mercedes hacia Jardina: descubriendo Tenerife.

Por varios tramos del sendero podemos observar a nuestra izquierda, en las clareas que nos deja la vegetación vistas de El Batán y cuando llegamos al final de la pista podemos ver las Casas del Río.

Sendero  desde las Mercedes hacia Jardina: descubriendo Tenerife.

Al final de la pista de Las Hiedras se encuentra un depósito de agua, y justo al lado de él sube un pequeño sendero por la parte derecha (sin señalizar) el cual cogemos.

Sendero  desde las Mercedes hacia Jardina: descubriendo Tenerife.

Ascendemos a través de este pequeño sendero por medio de laurisilva por no ir por la carretera. Este tramo se dificulto un poco por el barro. Cuesta pensar que en el mes de agosto lo fuéramos a encontrar pero así fue. Las maravillas que encierran nuestra laurisilva, la humedad y la vegetación propician que estos lugares continúen como si hubiera llovido en esos momentos. Salimos a la carretera TF-12 después de un tramo por medio del monte. Una vez allí, cogemos a hacia nuestra izquierda y recorremos unos 400 metros. Justo antes de llegar al cruce de Las Carboneras veremos que enfrente hay una subida por medio de unos escalones que nos llevarán hasta nuestro nuevo sendero.

Sendero  desde las Mercedes hacia Jardina: descubriendo Tenerife.

Empezamos este tramo del sendero por medio de esos escalones y una cuerda como sujeción. Empezamos ascender por un estrecho sendero muy rico en vegetación, zigzagueando vamos atravesando partes del camino casi cerradas por los propios helechos. La gran humedad que guarda el terreno, la niebla que trae los alisos y las curiosas formas con las que la propia naturaleza moldea en los arboles del lugar, llenos de líquenes, hacen de esta zona toda una maravilla. Pasamos junto los límites del Radar de controlador aéreo y continuamos bordeándolo hasta dejarlo atrás y encontrar nuevamente la carretera. Esta vez salimos a la carretera del Pico del Inglés, un poco más abajo del punto que se conoce como “la luz al final del camino”.

Sendero  desde las Mercedes hacia Jardina: descubriendo Tenerife.

Seguimos por la carretera y pasando el cruce encontrando un viejo restaurante ya abandonado. Justo enfrente de él, comienza nuestro nuevo tramo del sendero (nuevamente sin señalizar). Puede despistar pareciendo la bajada de un barranquillo, pero si se fijan, hay unas piedras a modo de escalones para descender. Lo tomamos con cuidado, al ser una zona muy húmeda puede haber barro y puede resbalar.

Al principio descendemos zigzagueando, mas adelante tendremos tramos más llanos, pero poco a poco nos adentramos de lleno por el monte de Aguirre. Rico en laurisilva, resguarda en él varias galerías cuyas entradas iremos descubriendo a través del estrecho sendero.

Sendero  desde las Mercedes hacia Jardina: descubriendo Tenerife.

En este recorrido pasamos por cuatro galerías. La primera que encontramos es la denominada Afur 3. La segunda, bastante separada de la anterior, la Galería de Las Moscas después de la cual se pueden ver algunos claros y que nos permiten algunas vistas hacia la costa. Continuamos por el sendero por algunos tramos más estrechos que otros, encontrándonos algunos grupos de setas debido a la humedad del lugar y llegamos a la tercera galería, la Galería del Francés. Recomiendo llegado a este punto aprovechemos para tomar algo; ya que es el lugar más amplio del sendero que vamos a tener, lugar adecuado para tomar un pequeño descanso.

Continuamos nuevamente, después del descanso, por nuestro sendero dejando atrás este rincón y seguimos hasta pasar justo delante de la cuarta galería, la Galería El Arroyo. Proseguimos sendero adelante y empezamos a ver unos grandes eucaliptos pelados, a nuestra izquierda. Poco a poco dejamos atrás la rica vegetación y nos asomamos a un inmenso mirador natural.

Sendero  desde las Mercedes hacia Jardina: descubriendo Tenerife.

Sorprende ver las inmejorables vistas que La Asomada, este mirador natural, nos ofrece sobre todo el valle de Tahodio, el Roque de La Lombarda, Santa Cruz y El Teide sobre La Vega Lagunera.

Desde este lugar podemos ver también la antigua casa forestal de La Asomada, ya abandonada, quedando solo los restos para fotografiar en la sima de este mirador.

Una vez hayamos disfrutado de las vistas y capturado las fotografías oportunas continuamos nuestro camino, siguiendo de frente al sendero por donde vinimos, con El Teide como mejor vista.

Dejamos la rica espesura del monte, con su humedad y empezamos por un sendero seco, con apenas vegetación y un clima completamente diferente al que hemos disfrutado durante todo el recorrido. El sendero es estrecho pero casi llaneando pasamos entre tuneras, zarzas, pencas y alguna que otra retama. Llegamos así a la carretera, tomamos a la izquierda y esta misma carretera nos llevará hasta Jardina. Desde allí podemos tomar la guagua de Titsa hacia La Laguna con la línea 071.

Sendero  desde las Mercedes hacia Jardina: descubriendo Tenerife.

Nota:

El sendero por el monte de Aguirre entra en la Reserva Natural Integral, un reducto de laurisilva; por lo que para poder acceder hay que solicitar autorización al Área de Medio Ambiente, con antelación de una semana antes de la planificación de la visita, para que te llegue dicho permiso y puedas acceder a él sin problemas.

*Pateo y fotografías realizadas por…Noemi!!!* el día 9 de agosto de 2014. 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: