Sendero por La Esperanza (3ª visita): descubriendo Tenerife.

SENDERO POR EL MONTE DE LA ESPERANZA ENTRE DIFERENTES PISTAS (3ª VISITA): DESCUBRIENDO TENERIFE.

Realizaremos un recorrido por diferentes pistas, hasta llegar a un sendero que baja a La Vica, terminando en el antiguo parque recreativo con el mismo nombre.

Cogemos en el Intercambiador de Transportes de La Laguna de Titsa, la guagua del Transporte de La Esperanza. Se trata de la línea 042 con dirección a Las Rosas, tal como hicimos en los Sendero por La Esperanza (1ª visita) y Sendero por La Esperanza (2ª visita), apeándonos en la última parada la de Las Rosas.

Subimos por detrás de la propia ermita a la carretera TF-24, con dirección al monte, cruzando justo delante del reten de la Casa Forestal de La Esperanza. Como he mencionado en los otros senderos es mejor cruzar aquí, con precaución, porque la subida para empezar el sendero se encuentra a la derecha de la carretera en una curva.

A los pocos metros de la subida de nuestro inicio del sendero encontramos un depósito de agua rodeado de un vallado verde, lo pasamos por su lateral izquierdo. Vemos rápidamente la gran pendiente de las otras visitas. Al final le vamos a tomar cariño a la pendiente de tierra roja y todo, a pesar de requerir un cierto esfuerzo el subirla.

Continuamos ascendiendo como lo hicimos las otras veces; pasamos el primer desvió que encontramos a la derecha y lo dejamos atrás. Continuamos subiendo y cogemos el siguiente desvió hacia la derecha. Vamos por un sendero cómodo con algunas subidas y bajadas.

Nuestro sendero contiene bastante vegetación, hasta salir junto a unas casas junto en la calle Vista La Huerta. Continuamos un par de metros por la calle y veremos a nuestra izquierda otro sendero que sube justo enfrente de las casas.

Continuamos de frente por el, unos cuatrocientos o quinientos metros. Entonces veremos, a la derecha, un pequeño sendero por el cual nos adentramos. La vegetación es más tupida, resguardándonos mejor del sol y el calor que en la pista principal. Bajando y llaneando por tramos llegamos al cruce de la pista de La Esperanza.

El sendero es ahora solo en subida y nos va llevando sin ningún desvió, no hay posibilidad de extraviarnos hasta alcanzar una pista ancha. Ahí cogemos a la derecha por dicha pista, girando unos metros más arriba a la izquierda por un estrecho sendero muy cerrado de vegetación, pero marcado con los símbolos de sendero amarillo y blanco. Iremos a salir justo a la altura de la Crucita del Cerro y llegamos a la pista del Rayo.

Pero en esta ocasión cogemos justo de frente, por la pista de La Herradura; dejando atrás la pista del Rayo y la Crucita del Cerro. Se reconoce sin dificultad porque es una zona desarbolada y en ella suelen aparcar coches para realizar los distintos senderos.

Sendero por La Esperanza (3ª visita): descubriendo Tenerife.

Continuamos de frente por ella, unos cuatrocientos o quinientos metros. Entonces veremos, a la derecha, un pequeño sendero por el cual nos adentramos. La vegetación es más tupida, resguardándonos mejor del sol y el calor que en la pista principal. Bajando y llaneando por tramos llegamos al cruce de la pista de La Esperanza.

Ahora continuamos por esta pista, más amplia, hasta llegar a la Cruz de Fune, dejando atrás diversos cruces y letreros con informaciones para otros senderos.

Una vez sacando las fotos oportunas del lugar retomamos el sendero por la trasera de la Ermita de la Cruz de Fune, por la pista de Fuente Fría. Continuamos un buen tramo hasta encontrar de nuevo otro cruce, bien señalizado, y proseguimos de frente hasta el próximo cruce que será el que debemos tomar a la derecha.

Nos encontramos con una señalización en rojo informándonos de los kilómetros restantes hasta llegar a La Vica, nuestro destino. Vemos, justo enfrente, un cartel de madera que pone pista Las Aguilillas. Por ahí debemos proseguir.

Recomiendo gorro y protección solar, ya que ahora vamos por una pista de unos tres kilómetros y medio algo mas descampada que la anterior.

Sendero por La Esperanza (3ª visita): descubriendo Tenerife.

Continuamos prácticamente llaneando todo el sendero, y pasamos al lado de un entrante a nuestra izquierda con un letrero de madera que pone “Salto de Las Aguilillas”. Si subimos un poquito por un senderito de piedras y entre zarzas, nos lleva a una pequeña fuente o grifo. No obstante nos quedamos con las ganas de refrescarnos y coger agua, ya que el lugar estaba tomado por muchas abejas. Así que con pena, proseguimos por nuestro sendero.

Sendero por La Esperanza (3ª visita): descubriendo Tenerife.

Continuamos sendero adelante, dejando el término municipal de El Sauzal en el que habíamos entrado tiempo atrás para adentrarnos ahora en el de La Matanza. Pasaremos por un desvió que baja para la pista El Pozo. Lo ignoramos, aunque nos desconsuele porque es más sombrío debido a su vegetación, y continuamos de frente por nuestro sendero que ahora empieza a tener una pequeña inclinación.

Sendero por La Esperanza (3ª visita): descubriendo Tenerife.

Pasamos por varios pequeños senderos que se unen a nuestra pista, pero que siempre dejamos de lado. Así hasta llegar a un cruce de senderos con buena señalización donde se nos informa que, tomando a la derecha, el área recreativa de La Vica se encuentra a un kilómetro. Cogemos esa dirección.

Nuestro sendero discurre ahora en bajada a través de laurisilva; el cambio de comunidad vegetal y de temperatura se agradece un montón.

Sendero por La Esperanza (3ª visita): descubriendo Tenerife.

El primer tramo de nuestro sendero es cómodo y algo amplio a pesar de ser en descenso. Continúa estrechándose un poco, estando remarcada la senda por unas piedras al borde del camino. Así seguiremos hasta llegar a un depósito de agua. Por esta zona se puede disponer de un merecido descanso y almorzar. Queda poco ya para acabar la zona de monte y después el recorrido es por carretera.

Sendero por La Esperanza (3ª visita): descubriendo Tenerife.

Una vez tomado el descanso oportuno, retomamos nuestro sendero y seguimos nuestro camino hasta terminar el bosque de laurisilva y encontrarnos la carretera.

Hemos llegado a La Vica. Tras unos metros por carretera alcanzamos un pequeño mirador, con unas vistas extraordinarias al Teide y de la costa norte. Detrás nuestro, el monte de La Vica con sus altos pinos y a la derecha la antigua área recreativa (ya cerrada y abandonada). Desde este punto no solo podemos disponer de unas vistas hermosas del paisaje, sino que tenemos la oportunidad de disfrutar de muchas aguiluchas que vuelan encima de nuestras cabezas.

Sendero por La Esperanza (3ª visita): descubriendo Tenerife.

Sendero por La Esperanza (3ª visita): descubriendo Tenerife.

Realizadas las oportunas fotografías, cogemos justo a la derecha del mirador y bajamos por la antigua área recreativa. Se accede a ella a través de unos escalones. La vegetación se ha apoderado de este pequeño rincón, una pena que lo dejará abandonar.

Sendero por La Esperanza (3ª visita): descubriendo Tenerife.

Subimos por el otro lado y dejamos atrás todo lo que en su tiempo fue el área recreativa, ahorrándonos así un recorrido por carretera. Salimos al comienzo del Camino de Las Marreras, pero la dejamos a un lado, y tomamos la carretera que sube de frente unos pocos metros, girando entonces a la izquierda por la calle Camino Nuevo. Continuamos bajando por toda esa calle. Pasamos por delante de casas, fincas e incluso de árboles frutales que se hallan al borde de la calzada. Y llegamos al Centro Socio-Cultural y Polideportivo El Pirul-La Vica. Ahí disponemos de un lugar de descanso, con sombra y agua si lo deseas. Continuamos descendiendo y en una curva nos sorprende un hermoso huerto muy bien cuidado a modo de jardín. Al finalizar de la calle nos encontramos con la calle San Cristóbal, tomando hacia nuestra derecha. A los pocos metros después de pasar unos bares podemos encontrar la parada de guagua que nos llevara de regreso hacia La Laguna, con la línea 054 de Titsa.

*Sendero y fotografías realizadas por…Noemi!!!* el día 16 de agosto de 2014.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: