Sendero por La Esperanza (1ª visita): descubriendo Tenerife.

SENDERO POR EL MONTE DE LA ESPERANZA ENTRE DIFERENTES PISTAS (1ª VISITA): DESCUBRIENDO TENERIFE.

El sendero es un recorrido por diferentes caminos como las pista del Rayo, pista de Fuente Fría, encontrándonos con La Cruz de Fune, pista La Esperanza y terminando en el Bosque del Adelantado, un buen paseo por La Esperanza.

Este sendero suele partir desde la plaza de La Esperanza en el municipio del Rosario. Atravesando el pequeño Bosque del Adelantado y continuando luego por la calle Grano de Oro hasta llegar al comienzo de nuestra primera pista, la pista de La Esperanza.

Pero nosotros quisimos cambiar la ruta ya que esta misma seria la que deberíamos de tomar de regreso y así de paso ahorrarnos subir la pendiente por asfalto.

Para tomar nuestro sendero tomamos la guagua del Transporte de La Esperanza, desde el Intercambiador de Transportes de La Laguna de Titsa, la línea 042 es fácil de reconocer es la única de diferente color (blanco y naranja) con dirección a Las Rosas, bajándonos en la última parada.

Informarse bien de los horarios, ya que los sábados la guagua es cada media hora hasta las 2 de la tarde, después sale desde Las Rosas a las ½ y creo que desde La Laguna a las en punto. Preguntar siempre porque no tengo información sobre los horarios en los días laborables. Teniendo esto en cuenta para cuando finalicemos el sendero.

Nuestro punto de salida es la Ermita Virgen de los Dolores en Las Rosas, por unos escalones laterales subimos a la carretera TF-24 dirección al monte pasando delante del reten de la Casa Forestal de La Esperanza. Recomiendo cruzar la carretera casi a esta altura, ya que nuestra subida para empezar el sendero se encuentra a la derecha de la carretera en una curva y la visualización es más mala para ello, por precaución por el tráfico.

A unos metros más arriba y en el lado izquierdo veremos una casa, justo en esa curva, y según subimos hallamos la subida de nuestro sendero.

A los pocos metros nos encontramos un depósito de agua de color teja junto a un vallado verde, lo bordeamos por un lateral por la izquierda. Y nos encontramos con una gran pendiente donde contrasta el color rojo de su tierra con el verde de la vegetación de los laterales, los pinos, los brezos, o el verde más claro de los eucaliptos. Cuesta un poco el ascenso, porque esta al descampado y hace calor; pero siempre será más llevadero que ir por el asfalto que era la opción inicial.

El desnivel empieza a ser más suave y el sustrato empieza a cambiar de tonalidad en este tramo del sendero. Abajo en una foto dejo un pequeño croquis para seguir esta ruta hasta encontrar nuestro verdadero sendero ya que desde estos caminos hay muchas veredas, pistas y pequeños senderos; que dan a diferentes lugares y posiblemente sin las señas terminarías dando vueltas por otros recorridos de La Esperanza.

 Sendero por La Esperanza (1ª visita): descubriendo Tenerife.

Reconoceremos que vamos bien por nuestro sendero cuando nos encontramos unos letreros de madera informándonos, Ladera de Berros, Gavilanes y Salida.

Como vemos en el mapa atravesamos esta pista y cogemos a la derecha, a los pocos pasos hay un estrecho sendero el cual cogemos hacia la izquierda. Volvemos a atravesar otra pista ancha a los pocos metros la cual ignoramos y continuamos de frente entremedio de un sendero con muchos helechos y brezos. Saliendo a otra pista de tierra y esta vez si la tomamos hacia la izquierda. A los pocos metros nos encontramos unas fincas valladas y una pista ancha.

Aquí empieza nuestro verdadero sendero en la pista del Rayo, hemos dado un pequeño paseo por el monte disfrutando de él para poder llegar hasta aquí y ahora solo es cuestión de seguir adelante por varias pistas de tierra, cómodas y anchas.

Vamos atravesar varias pistas por lo que tendremos cuidado ya que estas pistas serán nuestro propio sendero pero no dejan de ser pistas forestales abiertas al tránsito motorizado. Son pistas que suelen usar muchos para disfrutar del deporte siendo frecuentes las motos, bicis, quads, caballos… Son muy transitadas, nada solitarias, distintas a las que estábamos acostumbrados hacer en otros senderos.

 Sendero por La Esperanza (1ª visita): descubriendo Tenerife.

En parte de nuestro recorrido estaremos entre el término municipal de Tacoronte y el de El Sauzal. Pasaremos por una zona de muchos helechos, llamada Las Helecheras, y continuamos sendero adelante hasta llegar a un cruce amplio de caminos.

 Sendero por La Esperanza (1ª visita): descubriendo Tenerife.

A zona del sendero se le denomina Plaza de La Paz, justo encima del cartel que indica su nombre podemos encontrar un cerezo silvestre. Lo más bonito en este lugar este árbol con sus lindos frutos que dan un toque de color. Llegados a este punto cogemos la pista de la derecha, la que se dirige hacia abajo.

 Sendero por La Esperanza (1ª visita): descubriendo Tenerife.

Ahora nuestro sendero trascurre por la pista de Fuente Fría, empezamos a descender y a los lados del camino podemos ver diversos senderos estrechos al igual que varias crestas de gallo, pero no nos adentramos y continuamos nuestra ruta.

Atravesamos varios puntos, con diferentes desvíos los cuales ignoramos y continuamos por la pista de Fuente Fría. A medida que descendemos cambia también la temperatura y se nota que la arbolada refresca mucho más nuestro recorrido.

Empezamos a ver Hypericum grandifolium Choisy, se reconoce por su florecilla amarrilla y porque tiene su hábitat en los montes de laurisilva; la habremos visto mucho cuando hemos ido por diversos senderos de Anaga. Esto nos muestra que nos adentramos en un rico monte de laurisilva.

 Sendero por La Esperanza (1ª visita): descubriendo Tenerife.

Continuamos admirando a la derecha un buen tramo muy verde, con grandes helechos. Volvemos a encontrarnos diferentes desvíos de senderos con sus señales, ignoramos, continuamos de frente y el mismo sendero nos lleva hasta La Cruz de Fune.

 Sendero por La Esperanza (1ª visita): descubriendo Tenerife.

Antecede a la ermita un grupo de aceviños, salteados a lo largo del camino. Y justo delante de la Ermita de La Cruz de Fune podemos encontrar, agapanto lirio africano, o flor del amor, y rosales prensados en un arco de hierro forjado.

 Sendero por La Esperanza (1ª visita): descubriendo Tenerife.

Una vez vista la zona y dejando la ermita a nuestra espalda cogemos nuestra última ruta, la pista de La Esperanza. Este último tramo del sendero es más sombrío, a medida que lo recorremos se nota la diferencia de clima, lo que lo hace más agradable.

Volvemos a encontrarnos con un cruce de senderos, pero continuamos por el sendero de la derecha, el más amplio. Aunque llegados a este lugar decidimos descansar para tomar algo antes de proseguir nuestro sendero.

Descubrimos en este punto un grupo de setas, aunque sea fuera de temporada fue bonito encontrarlas para fotografiarlas al igual que el hongo del laurel (Laurobasidium lauri).

Retomamos nuestro sendero entre laureles, grandes pinos y muchos helechos; al igual que nos llama la atención el característico olor del orégano que se encuentra en la propia orilla del camino.

 Sendero por La Esperanza (1ª visita): descubriendo Tenerife.

Seguimos el recorrido por el sendero ancho hasta llegar a un cruce, a la derecha veremos la pista El Rayo, síntoma de que estamos llegando al final de nuestro recorrido. A la izquierda otro sendero que nos lleva a una zona de torretas de luz, nos adentramos por este estrecho sendero para ver las vistas (volviendo otra vez por el mismo, para seguir adelante), continuando de frente por la pista de La Esperanza.

Por esta misma pista a la derecha hay unos senderos que van bordeando la pista principal, tomamos algunos senderos de ellos ya que es más agradable disfrutar de más vegetación que caminar todo por pistas.

 Sendero por La Esperanza (1ª visita): descubriendo Tenerife.

Damos por terminado nuestro sendero por pistas cuando llegamos al asfalto y encontramos un enorme tronco de un eucalipto al final de nuestro recorrido, empezando a ver la carretera y las casas de su alrededor. Llegamos a una rotonda y tomamos la calle de enfrente, bajando así por la calle Grano de Oro con sus casas y sus jardines muy floreados, hasta llegar a una de las entradas del Bosque del Adelantado.

Una vez hecha la visita oportuna a la belleza que encierra este lugar nos permitimos un descanso y así disfrutando del paisaje damos por finalizado nuestra aventura de hoy. No queda más que salir del parque por su entrada principal, atravesar la Plaza del Esperanza y bajar la calle. Enfrente de la policía local, en la calle José Antonio Bacallado (según doblas), está la parada de guagua para regresar nuevamente a La Laguna. Hasta el próximo sendero…

*Pateo y fotografías realizadas por…Noemi!!!* el día 5 de julio de 2014.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: