Sendero por la costa de Buenavista: descubriendo Tenerife

SENDERO  POR LA COSTA DE BUENAVISTA HASTA LA CALETA DE INTERIÁN DE LOS SILOS: DESCUBRIENDO TENERIFE

Un sendero que nos traslada, a través de la costa desde Buenavista hacia La Caleta Interián, disfrutando de las diferentes ensenadas y pequeñas caletas que a su paso encontraremos.

Si nos vamos a desplazar por medio del trasporte público para hacer nuestro sendero, debemos salir desde el Intercambiador de Transportes de Santa Cruz de Tenerife, tomando las líneas con dirección al norte. Entre semana tenemos la opción de tomar la guagua 107 que nos lleva directamente a Buenavista. Los fines de semana y festivo debemos coger la 108 y tras llegar a Icod de Los Vinos hacer transbordo con la línea 363. Otra opción es usar, también desde el Intercambiador de Transportes de Santa Cruz De Tenerife, las líneas 101 o 102 que pasan por el Intercambiador de Transportes de La Laguna y quedarnos en Puerto de la Cruz y allí coger la línea 363 y bajarnos en la última parada de Buenavista del Norte. Busquen siempre adaptarse a los horarios que mejor convengan pero preferiblemente elegir ir temprano para empezar el sendero, ya que el recorrido de nuestro sendero es un poco largo y al sol. Y si no disponemos de transporte perdemos mucho tiempo con el recorrido que llevan las guaguas para empezar a realizar nuestro sendero.

Una vez en Buenavista del Norte salimos de la estación de guagua y nos dirigimos a la calle La Cancela que se encuentra justo en la trasera de la estación, donde mismo esta la cafetería La Gran Parada. Continuamos calle adelante hasta llegar el cruce, cogemos a la izquierda que es prolongación de la calle La Cancela hasta el próximo cruce donde nos encontramos con la carretera TF 445. Es fácil localizarla porque hay carteles identificativos diciendo Campo Golf, Hotel Vincci Selección…Todo esto lo hacemos para encontrar nuestro inicio del sendero cerca de la costa.

Continuamos por la TF 445 hasta llegar a una bifurcación que vemos un cartel indicándonos a la izquierda sobre la dirección del campo de Golf; pero nosotros cogemos hacia la derecha por un paseo empedrado peatonal. Por donde podemos encontrar primeramente la Ermita de Los Barqueros, que esta antes de llegar al hotel. Y un poco más adelante podemos encontrar los aparcamientos y el Hotel Vincci Selección de Buenavista del Norte. Encontrándose en un entorno privilegiado con la tranquilidad que el medio proporciona con las vistas a la montaña y el propio campo de golf.

Continuamos caminando por la calle asfaltada, camino que nos lleva a la playa Las Arenas y al encuentro del principio de nuestro sendero. Disfrutando a su paso del espectáculo que da el paisaje con las montañas y las carreteras que se dirigen hacia Teno a la izquierda y a nuestra derecha el campo de golf.

Una vez llegamos a los aparcamientos de la playa, podemos ver el Restaurante El Burgado y las piscinas municipales. Y por debajo de las piscinas podemos encontrar nuestro sendero, por donde iniciaremos por fin nuestra ruta a través de la costa de Buenavista.

Nuestro sendero es un sendero que no está homologado, por lo tanto no es una senda que vamos a encontrar marcada ni señalizado a lo largo del recorrido. Pero es sencillo de localizar. La primera parte del sendero, la haremos sobre un camino buen claro por adoquines, puentes de madera y tramos de tierras muy fáciles de seguir. Un paseo marítimo que trascurre entre un lateral del campo de golf y la costa. Podremos decir sin duda que será uno de los tramos más cómodos del sendero, aunque quizás uno de los más fríos y ventosos. (Esto influiría mucho en la época del año que realices dicho sendero, nosotros lo realizamos en invierno y nos toco un día muy ventoso).

Una vez que llegamos a la Punta de Las Viñas, fácil de reconocer porque es cuando dejamos atrás el campo de golf y vemos un pequeño peñón en el agua, con una pronunciada bajada de cemento que nos advierte de desprendimiento por rocas. Abajo una pequeña cala como refugio pesquero. Un buen lugar para picar algo y ponernos protección solar, ya que todo nuestro sendero es al descampado y nos va a ser falta.

Retomamos nuestro sendero subiendo la pendiente de cemento y nos encontramos una zona de aparcamiento junto una pequeña ermita. Continuamos subiendo por este sendero, alejándonos un poco de la costa y caminando un buen tramo ahora por asfalto. Siguiendo por la carretera asfaltada más ancha, pasamos por delante de un sendero a nuestra izquierda el cual ignoramos y continuamos un poco más adelante. Al poco volvemos a ver otra entrada con una cadena al lado de un estanque de agua, este si es nuestro nuevo sendero. Esta pista de tierra se encuentra a nuestra izquierda con una pequeña curva que nos hace retroceder un poco el camino ya hecho. Pero es el sendero correcto. Nos encontramos con una puerta de hierro abierta, pasamos sin problemas, pasamos por delante de un cuarto apero (con perros). El camino trascurre en medio de finca de plataneras, conocidas como finca “Llano del Puerto”. Continuamos por esta pista de tierra bajando hacia la costa hasta encontrarnos la casa de la finca, los cual debemos tomar por la parte de abajo.

Continuamos por el sendero más ancho que bordea la casa hasta que llegamos a unas fincas abandonadas. Seguimos por la costa y volvemos a encontrar otra pequeña zona habitada entre fincas de plataneras.

Aunque este sendero no están señalizados, no tienen perdida, porque la vereda está marcada por el paso continuo de la gente, marcando su propio sendero. Y donde no lo hay solo es cuestión de seguir cerca de la costa y proseguir adelante. Llegamos a una zona conocida como El Risco Pajero. Conocido así por un gran risco cerca de la costa en ese lugar. Y también podemos ver curiosas formaciones en la roca en la orilla de la costa, justo debajo de las casas que se encuentran por esa zona. Desde este lugar ya podemos apreciar la silueta del Faro de Buenavista a lo lejos.

Ahora nos toca pasar un tramo de nuestro escarpado sendero llamado Punta Blanca Gil, donde podremos ver diferentes tipos de vegetación. Tabaibas, cardones y muchas tuneras, entre otros. Y también un buen lugar para descansar y comer. A lo largo de nuestro recorrido podemos encontrar pequeñas ensenadas y muchos charcos donde podemos refrescarnos un poco, con cuidado porque el mar por esta parte suele estar bravo.

Pasamos por una zona llamada Los Caletones, donde podemos apreciar unos pequeños charcos a modo de piscinas naturales. Ya divisamos más claramente el faro al final de una franja de invernaderos y andamos delante de la ensenada de Los Paternotes.

Sendero por la costa de Buenavista: descubriendo Tenerife

Este sendero nos lleva hasta unos invernaderos que se encuentra en la parte alta de la ensenada. Lo cual bordeamos por la parte baja de dichos invernaderos hasta llegar hasta el final de ellos. Bajando por una pequeña senda hasta otra nueva pista, la Punta de Los Guinchos que nos lleva hasta el Faro de Buenavista que se haya en la ensenada del Casado. El Faro de Buenavista, empezó a edificarse en 1990, pero no comenzó a funcionar hasta 1997.

Pasando el faro y cruzando la carretera, continuamos el sendero de frente por una pista de tierra. En la zona conocida como El Rayo. Cerca de la costa, al lado de unos invernaderos podemos encontrar un gran cráter. Es impresionante y nos entretiene un rato para sacar las fotos al lugar. Continuamos atravesando la ensenada Del Casado, donde encontramos diversas caravanas disfrutando del descanso.

Sendero por la costa de Buenavista: descubriendo Tenerife

El sendero a partir de aquí es más árido y más ancho. Encontramos incluso partes acondicionada como pequeños circuitos de moto Cross. Pasamos por la ensenada Piedra de Las Viejas, desde donde se puede apreciar a lo lejos el Puertito de Los Silos. Continuamos por el Calentón del Tonelero. Allí podemos ver diferentes formas con madera.

Un poco más delante de nuestro sendero, en punta El Bufadero una zona a modo de mirador al mar, con barandillas de madera y prismas de piedra.

Continuando por el sendero, encontramos La punta Tablero o Las Poleas, curiosas formaciones rocosas dentro del mar. Lugar que utilizan los de la zona para pescar.

Sendero por la costa de Buenavista: descubriendo Tenerife

A partir de aquí encontramos diferentes charcos, con sus nombres. Como el Charco Los Chochos (en el lugar donde se remojaban los chochos), Charco de Las Damas, El Charco de D. Gabino (quien, allá en los años 30, acomodo el charco como zona para el baño), Charco de La Araña y por encima de la playa del Charco de la Araña, podemos hallar una escultura realizada con el esqueleto de un rorcual boreal que se encontró encallado en la costa.

Sendero por la costa de Buenavista: descubriendo Tenerife

Pasando todo este lugar, encontramos la playa del puertito. Por fin alcanzamos la zona llamada Sibora, un lugar del Puertito de Los Silos muy tranquilo; con apartamentos y piscinas. En este lugar podemos encontrar dos hornos de cal que existen unidos desde 1931, fueron construidos por la gran demanda de cal que existe en el lugar y que ya no cubría el más antiguo de 1925.

Sendero por la costa de Buenavista: descubriendo Tenerife

Continuamos nuestro sendero por la Avenida Marítima del puertito de Los Silos, hasta llegar a la rotonda del final. Cogemos hacia la izquierda que es la carretera camino de la Caleta. Caminamos por toda la calle de La Marina, pasando junto a La Caseta del Telégrafo, una pequeña casa de ladrillo construida en 1883 para la iniciación de las comunicaciones telegráficas entre las islas de Tenerife y La Palma. La construcción albergaba la oficina de amarre del cable. Actualmente está en desuso y totalmente cerrada, aunque fue restaurada en 2001, como bien turístico. Un buen lugar para disfrutar de las olas y de los surfistas que suelen aprovechar este rincón.

Sendero por la costa de Buenavista: descubriendo Tenerife

El sendero lo continuamos por la calle de La Marina pasando por el Risco de Daute, donde podemos ver una La Torre de una fábrica azucarera. Se le conoce popularmente así como “La Torre”, por su alta chimenea de la propia maquina azucarera de Daute, que se puede apreciar desde cualquier lugar de la Isla Baja, se ha transformado en un distintivo de la Villa de Los Silos para el turismo. La fábrica azucarera fue construida por la compañía inglesa Lathbury en 1890.

Sendero por la costa de Buenavista: descubriendo Tenerife

A partir de ahora seguir todo el sendero es muy fácil, es continuar por la calle de La Marina hasta entrar a La Caleta de Interián. Desde La Caleta continuamos primeramente por las primeras calles pasando por delante de unas canchas, del colegio y un pequeño parque cerca de la costa. Desde donde empezamos a ver a lo lejos El Roque de Garachico al fondo. Llegamos al Restaurante Mundial 82 y continuamos de frente, hasta llegar al final. Proseguimos nuestro sendero que trascurre ahora por todo el paseo de la costa, viendo las salinas naturales.

Sendero por la costa de Buenavista: descubriendo Tenerife

Terminamos por todo el paseo costero hasta llegar a al costado de la Iglesia San Andrés de La Caleta de Interián de Los Silos desde donde apreciamos su torre, Subimos por la calle San Andrés para poder ver la fachada de la Iglesia que data del siglo XVI, con una nave rectangular y un arco de tallado en la puerta.

Sendero por la costa de Buenavista: descubriendo Tenerife

Después bajamos un poco esta parte del sendero  y giramos a la izquierda para tomar la calle Mar De La Plata. Hasta encontrar un cruce con la Avenida Daute, por la cual subimos hasta la carretera TF 42. Cuando llegamos al cruce giramos a la izquierda y veremos la parada, cruzamos y solo queda esperar la guagua. Dando por finalizado nuestro gran sendero de hoy.

Espero les guste el sendero y  puedan disfrutar  este nuevo sendero realizándolo.

*Pateo y fotografías realizadas por…Noemi!!!* el día 14 de marzo de 2015.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: