Sendero camino Tierra del Trigo: descubriendo Tenerife.

SENDERO ERJOS - TIERRA DEL TRIGO - LOS SILOS (pasando por las charcas y la cascada): DESCUBRIENDO TENERIFE.

Sendero que comienza en las charcas, es espectacular pues te traslada por un monte bajo disfrutando un paisaje extraordinario. En su tramo final descubre una fascinante panorámica de Los Silos y su costa con un agradable sonido de la cascada del agua.

Para llegar al Puerto de Erjos y empezar el sendero podemos partir desde el Intercambiador de Transportes de Santa Cruz De Tenerife o desde el Intercambiador de Transportes de La Laguna y tomar las líneas de TITSA con dirección al norte: 106 - 107 (solo en los días laborables) o bien la 108, apearse en la estación de Icod de Los Vinos y allí hacer transbordo con las líneas 325 ó 460 y bajarse en Puerto de Erjos en la parada (4670) del Bar-Restaurante Fleitas. Otra opción es coger en el Intercambiador de Santa Cruz De Tenerife o en el de La Laguna las líneas 101 ó 102 y desde su destino, el Puerto De La Cruz, continuar camino con la línea 325 quedándonos en la parada antes mencionada.

Se sabe que para estos senderos es más ventajoso disponer de coche lo cual nos ahorraría tener que hacer tres trasbordos hasta llegar a destino y tardar casi tres horas en todo este desplazamiento. Pero siempre es preferible poder realizarlo, aunque sea de esta manera, y disfrutar del pateo antes que quedarse con las ganas de recrearse con las bellezas que encierra estos lugares.

La entrada del sendero la podemos encontrar un poco más abajo de donde nos dejará la guagua, justo enfrente de los aparcamientos del Bar-Restaurante Fleitas. Empezamos el sendero con una suave pendiente, algunos tramos se encuentran deteriorados por las lluvias, pero no presentan ninguna dificultad. Desde él, nada más empezar, podemos divisar el conjunto de las diez charcas. Una maravilla verlas con tanta vegetación a su alrededor, adornada en muchos casos por coloridas flores, debido a las abundantes lluvias de los últimos meses.

Para los que desconocen sobre Las Charcas, se trata unas pequeñas excavaciones de origen artificial, situadas a unos 950 msnm, y creadas para la extracción de tierra, una actividad en los años 70 y 80. Desde entonces el suelo impermeable hace que el agua de lluvia llene estos profundos huecos, formando charcas durante varios meses del año. Hoy en día se ha convertido en un lugar de gran riqueza tanto botánica como faunística.

Debido al recorrido que aún nos aguarda, hoy no nos entretendremos mucho en las charcas, solo las observaremos más bien de paso. Ya pudimos disfrutar de todas ellas cuando realizamos el Sendero de las charcas de Erjos.

Dejando las charcas a nuestras espaldas continuamos por un sendero donde podemos encontrar un cruce con señalización, siguiendo por donde indica San José de Los Llanos. Un camino cómodo de tierra paralelo a la carretera, pero a distinto nivel, por lo que no hay posibilidad de pérdida. Más adelante nos toparemos con otra bifurcación pero continuamos de frente con la misma indicación en dirección de San José de Los Llanos.

Pasamos en medio de varias casitas y termina este primer tramo del sendero al lado de unas viviendas de piedra y un muro de hiedra. Cogemos la calle a la izquierda y desde ella, a unos pocos metros, veremos la Casa Talavera, casa típica canaria con una antigua era prácticamente bien formada y situada en la misma orilla de la carretera.

Sendero camino Tierra del Trigo: descubriendo Tenerife.

Seguimos nuestro camino, el sendero baja por medio de dos casas con sus barandas y bancos de madera delante de sus puertas de entrada. Este tramo del sendero destaca porque empieza con una pendiente empedrada y seguimos así unos metros más junto a las últimas viviendas de Erjos. Luego el firme cambia a un camino de tierra, en su principio un poco estrecho delimitando por las fincas y muros de algunas viviendas pero ensanchándose justo al dejar atrás las casas.

Según vamos descendiendo por nuestro sendero nos introducimos en un monte bajo poco tupido, donde destacan los grandes helechos, los acebiños con sus pequeñas florecillas y sus frutos rojos y los laureles. También apreciaremos “crestas de gallo”, planta con sus flores amarilla, algún que otro madroño canario y justo en el cruce de Tierra del Trigo veremos árboles de gran porte como el barbusano.

Desde nuestro sendero veremos varios árboles quemados en las laderas e incluso en nuestro propio camino huellas del pasado, recuerdo del devastador incendio que asolo la zona en 2007. Entristece ver como quedaron, pero alegra percibir como es capaz de abrirse camino la naturaleza tras una tragedia como aquella. Lo verde avanza poco a poco.

En este tramo del sendero no encontramos señalización, pero no hay problema ya que está bien determinado. Bordean el sendero numerosas veces muros de piedras con musgo, verodes y algunos líquenes, me gusta el contraste que forman con el camino de tierra. Menos bonita es la tubería que fluye paralela al sendero y que en ocasiones tendremos que esquivar. En otros tramos del sendero encontramos pequeñas tajeas. Esto nos indica que vamos bien.

En un tramo del sendero pasamos por delante de dos casas abandonadas, en la zona que se conoce por Hoya Los Ajos. Pasando la segunda casa, la más pegada a nuestro sendero, hallaremos a la derecha una pequeña entrada. Este camino nos trasladaría a través de un túnel por la montaña hasta el barranco Los Cochinos. Pero en esta ocasión no nos adentramos por él.

Continuamos por la dirección que llevábamos al principio. Atravesamos una zona más descampada, pudiendo vislumbrar a lo alto la zona llamada Casas Hoya Vigilio. Seguimos adelante por el sendero alcanzando las primeras casas de Hoya Cueva Negra abandonadas y llenas de vegetación. Hiedras y zarzas confieren a las ruinas cierta belleza. A los pocos metros encontramos un cruce de senderos. Tomamos el que sigue hasta Tierra del Trigo (hasta este punto el recorrido ha sido el mismo que realizamos para el Sendero Erjos camino Los Silos). Recordad que en este punto del sendero, justo enfrente de las señales, podemos ver un árbol Barbusano centenario. Se trata de un endemismo macaronésico, suele alcanzar 25 metros de altura, y se reconoce por tener la madera muy oscura y sus ramas retorcidas.

Sendero camino Tierra del Trigo: descubriendo Tenerife.

El tramo del sendero hacia Tierra del Trigo se inicia con una suave pendiente. Desde nuestro recorrido al ir subiendo vamos obteniendo mejores vistas de todo lo que hemos caminado. Vemos abajo la costa de Los Silos y más arriba Cuevas Negras, impone el paisaje que nos rodea. El sendero es ahora estrecho, con una espesa vegetación a los lados. A lo lejos divisamos una casita y detrás una era con sus muros de piedra bien determinados, según subimos será aún más visible. A su vez desde este sendero vemos las casas abandonadas de Hoya Cueva Negra que dejamos atrás hace ya rato. La montaña de Cuevas Negras, con el mar y el faro de Buenavista al fondo. Hermosa vista para fotografiar.

Sendero camino Tierra del Trigo: descubriendo Tenerife.

El sendero tiene tramo de pequeñas pendientes en tierra, algún que otro tramo de empedrado y llanos. Así llegaremos a la zona conocida como Lomo del Topo. Aquí el paisaje nos regala otra buena panorámica pues la costa se divisa detrás de un bonito caserío de casas típicas. Empezamos a perder de vista Cuevas Negras.

Dejamos las casas a nuestra espalda, continuamos subiendo por nuestro sendero y pasamos junto a un drago. Esta ultima parte del sendero trascurre entre linde de fincas y muros de piedras. Ya desde aquí empezamos a distinguir Tierra del Trigo incluso podemos ver la tajea, a lo lejos, en el barranco de Las Cabezadas por donde luego discurrirá el sendero hacia la cascada. Terminamos este tramo de sendero en la carretera, continuando desde ella dirección a nuestro destino en Tierra del Trigo. Ahora nos toca caminar un tramo por carretera asfaltada. En la primera curva podemos observar a nuestra izquierda un pequeño atajo al que se accede por medio de escalones de piedra. Nos ahorrará un buen tramo de asfalto y además por él encontraremos una fuente ideal para refrescarnos si así lo deseamos. A través de una pista de tierra que continua de frente volvemos a retomar nuestro camino hacia la carretera nuevamente. Continuamos por ella hasta llegar al pueblo y bajar por la primera calle que encontramos. Algo pendiente y un poco estropeada con gravilla suelta.

Sendero camino Tierra del Trigo: descubriendo Tenerife.

Cogemos ahora la primera calle a la izquierda, por una vivienda blanca “el Nº 1” con un muro adornado con piedras y una puerta grande de garaje. Al llegar a la esquina volvemos a tomar a la izquierda, subimos un poco y veremos a nuestra derecha una casa vieja típica canaria en ruina y vallada. Doblamos justo pasada esta casa a la derecha por medio de un estrecho callejón que se encuentra enfrente de un muro de otra casa con figuras de cemento encima. Y desde ahí veremos nuestro nuevo camino, un estrecho sendero que nos conducirá por medio de las fincas hacia la cascada. Retened estas indicaciones pues lo tendremos que repetir al revés a la vuelta.

Sendero camino Tierra del Trigo: descubriendo Tenerife.

Continuamos de frente por el sendero hasta vernos obligados a girar a la derecha, por una fina senda entre más vegetación. Alcanzamos una pista más ancha, la cual cogeremos a la izquierda, subiendo por ella hasta una pista particular que discurre entre fincas valladas.

Pasamos por delante de un níspero y continuamos el sendero de frente hasta encontrarnos con un camino a nuestra izquierda, desde donde apreciamos el sonido del agua de las tajeas. Nosotros seguimos por una corta pendiente y acedemos al sendero de las tajeas, que trascurre paralelo a ellas hasta la cascada. Debemos tener cuidado en algunos tramos del sendero porque resbala a causa del agua que se rebosa.

Llegamos por fin al lugar de la cascada en Lomo Morín, desde donde podemos obtener unas vistas magnificas de la costa, de La isla Baja, Cuevas Negras y de  Tierra del Trigo.

Sendero camino Tierra del Trigo: descubriendo Tenerife.

Aquí les dejo un video de la cascada para que disfrutes de la lectura de este artículo sobre el sendero con el sonido del agua.

Los más osados tienen la opción de llegar al final de la loma, al borde del acantilado, por una vereda que hay a la derecha de la cascada, entre zarzas. Desde ahí puedes tener una impresionante y magníficas vistas. Unas oquedades en la roca nos sirven de ventanas de Los Silos.

Ahora toca volver a recorrer todo el camino por el mismo sendero hasta Tierra del Trigo. Volvemos a pasar nuevamente por la cascada, las tajeas y las fincas.

Sendero camino Tierra del Trigo: descubriendo Tenerife.

Llegados a este punto es un buen lugar para descansar, comer y tomar fuerzas para continuar con el tramo final de nuestra aventura de hoy.

Después de la antigua casa típica doblamos, esta vez, a la izquierda hasta el final de la calle. Giramos a nuestra derecha con dirección a la plaza del pueblo, y damos una vuelta por los alrededores de la iglesia de Nuestra Sra. de Lourdes.

Proseguimos por la carretera principal, ignoramos el cruce hacia al Tanque, y continuamos bajando en dirección a Los Silos. Los algo más de tres kilómetros por asfalto se hacen pesados pero, con precaución por el tráfico, avanzamos contando curvas.

Sendero camino Tierra del Trigo: descubriendo Tenerife.

Al final cuando pasamos un embalse, nos volvemos a encontrar un cruce, debemos tomar el de la derecha llegando en unos pocos metros a la carretera general. Justo enfrente de ella encontramos un área recreativa y a nuestra izquierda según acaba la calle encontramos la parada de la guagua. Aquí damos por terminado nuestro sendero de hoy.

Ahora solo toca esperar y no desesperar con el transporte.

*Pateo y fotografías realizadas por…Noemi!!!* el día 18 de abril de 2015.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: