Sendero camino Las Canteras: descubriendo Tenerife.

SENDERO CRUZ DEL CARMEN (POR LA HIJA CAMBADA) - BAJADA HACIA EL BATAN – PISTA LAS HIEDRAS - MIRADOR DE ZAPATA - ALTO DE LAS MERCEDES, TERMINANDO EN LAS CANTERAS: DESCUBRIENDO TENERIFE.

El sendero comienza a través del recorrido de la Hija Cambada, por medio de la laurisilva y terminando en Las Canteras.

Partimos desde el Intercambiador de Transportes de La Laguna donde podemos tomar diversas líneas de TITSA con dirección a la Cruz del Carmen (273-275-076 y 077), adaptándonos al horario que mejor nos convenga y siempre apeándonos en el mirador de la Cruz del Carmen.

Antes de empezar como el día esta esplendido y el sendero no es de los muy largos, nos podemos acercar al mirador y disfrutar de las magnificas vistas del Teide y de La Vega Lagunera.

Nuestro sendero también comienza en a la izquierda del bar restaurante ubicado junto a la misma parada de la Cruz de Carmen al igual que otros muchos recorridos que parten de este punto.

Sin embargo en esta ocasión nada más superar la barrera de hierro, a unos 100 metros del inicio, seguimos las indicaciones que la señalética con la información del Sendero de la Hija Cambada nos invita a seguir. El sendero comienza con un pequeño desvió a nuestra izquierda, con un corto y suave desnivel superado por escalones de madera. La primera parte del sendero trascurre paralela a la carretera con pequeños tramos provistos de barandillas en los lugares más expuestos hacia la misma.

Sendero camino Las Canteras: descubriendo Tenerife.

Poco después es necesario cruzar la carretera siempre con cuidado del tráfico, aunque este no suele ser muy denso, para continuar luego por el mismo sendero bien señalizado.

Se trata de un recorrido corto por medio de la laurisilva. Avanzamos observando los retorcidos arboles de Tejo que aun no siendo muy altos, son capaces de resistir los fuertes vientos de los alisios. Aun pareciendo secos, con apariencia de estar sin vida, tienen continuos brotes nuevos cerca de sus raíces. Se mezclan con los laureles fácilmente conocidos por sus brotes o por la presencia de Laurobasidium lauri el hongo tan peculiar que tantas veces hemos vistos en sus tallos por los senderos de la isla. A la vez podemos ver un viejo tronco hueco de Til, que acoge nuevos retoños.

Proseguimos pasado este tronco hueco subiendo por medio de unos escalones de madera volviéndonos a topar nuevamente con la carretera. Aquí finaliza el recorrido del Sendero de Hija Cambada.

El nombre del sendero de Hija Cambada viene dado porque hace tiempo existió aquí un viejo ejemplar de Hija, una especie arbórea muy común de esta zona, que creció con el tronco retorcido.

Como su longitud es corta, unos 750 metros aproximadamente, y para no volver por donde vinimos continuaremos con nuestra excursión por otro sendero. Cruzamos la carretera y atravesamos una barrera de hierro siguiendo por una pista forestal bastante ancha que nos llevará a una explanada enfrente de la cual encontraremos, bien señalizado, el próximo sendero a seguir: la bajada hacia El Batán.

Sendero camino Las Canteras: descubriendo Tenerife.

Comienza con una suave pendiente. El sendero está rodeado de vegetación, caminamos entre helechos, laureles, fayal-brezal y paredes llenas de líquenes debido a la humedad que guarda la zona. Termina este tramo del recorrido con unos escalones de madera para nivelar un poco el último tramo del descenso que desemboca en la Pista de Las Hiedras o Yedras.

Tomamos esta pista, llana y muy cómoda, hacia la izquierda. Al estar en primavera, podemos ver decorando aún más el entorno muchas flores que alegran bastante el paisaje. Así podemos observar por ejemplo la hermosa flor amarilla del diente de león (Taraxacum officinale), una planta herbácea que encontramos en muchos jardines y en nuestros montes. Los follaos (Viburnum rigidum), que con su inflorescencia presenta un espléndido ramillete muy vistoso con sus flores blancas, resaltan también bastante entre el verde de la laurisilva. Y por supuesto tenemos que destacar a la reina de los montes (Geranium reuteri), endemismo canario, una hierba perenne con unas florecillas lilas que llena mucho los borde de esta parte del recorrido.

Disfrutando de la vegetación y de sus alegres colores, llegamos a una pequeña zona más abierta conocida como el Bosque de Las Hadas. En este tramo podemos vislumbrar por tramos parte de la costa.

Seguimos adelante por la pista hasta alcanzar los aparcamientos y continuar hasta hallar a nuestra izquierda una pequeña subida con escalones que nos conducirá hacia otro sendero.

Sendero camino Las Canteras: descubriendo Tenerife.

Este nuevo sendero no está señalizado, pero es el que debemos tomar para encontrar el sendero que nos llevará después al Mirador de Zapata. Debemos tener cuidado con el borde lateral izquierdo porque se ve que el agua se ha llevado parte de él y está a punto de desprenderse. Por lo demás es un sendero en ascenso suave, con vistas a la Punta de Hidalgo, y por tramos con barandilla de madera. Es muy corto, terminando en la carretera nuevamente.

Sendero camino Las Canteras: descubriendo Tenerife.

Esta vez no debemos cruzar. Proseguiremos por un estrecho sendero a nuestra izquierda, al borde de la carretera. Por él podemos ver la Morgallana (Ranunculus cortusifolius), la planta herbácea con las florecillas amarillas que sobresalen entre tanto verde. Nos acompañan asimismo pequeñas florecillas azules llamadas Nomeolvides, de Miosotis (Myosotis sylvatica), planta pelosa de la familia de las Boraginaceae. Es todo un placer ir en primavera por Anaga, una trasformación perfecta al paisaje, qué bello es ver fluir tantos colores dentro de la laurisilva.

Sendero camino Las Canteras: descubriendo Tenerife.

Continuamos por este sendero hasta encontrar un cartel indicándonos la dirección hacia la Cruz del Carmen. Cruzamos la barrera y continuamos con el recorrido que nos lleva hacia la casa Forestal de Zapata. Empezamos a subir por esta nueva pista hasta encontrar una cadena de hierro, la atravesamos y tomamos el sendero a la derecha. Debido a la vegetación se hace un poco estrecho por trozos, pero es sencillo de hacer. Pasamos al lado de un pluviómetro, ya en una zona más desprovista de vegetación. Con el día tan espectacular como hemos tenido hoy, de frente tenemos unas magnificas vistas del Teide. Un poco antes de llegar al final de este sendero, a nuestra derecha, encontramos una pequeña senda que tenemos que tomar para dirigirnos al Mirador de Zapata.

Sendero camino Las Canteras: descubriendo Tenerife.

Cruzando la carretera alcanzaremos dicho mirador. Con buen tiempo podemos obtener una magnifica panorámica de La Vega Lagunera coronada por El Teide al fondo, las montañas de Tegueste y en un lateral la isla de Gran Canaria.

Después de disfrutar de las vistas, nos dirigimos al principio del mirador, justo por donde cruzamos. Allí veremos un cartel indicándonos “Las Mercedes”. Empezamos a descender por este camino, por medio de la laurisilva. Este es un buen lugar para descansar y comer algo para retomar fuerzas para lo que resta de camino.

Sendero camino Las Canteras: descubriendo Tenerife.

Proseguimos por el sendero de nuestra derecha, hasta llegar a una señal oxidada con el topónimo de “Zapata”. Ahí cogemos a la izquierda, el sendero se une al que viene desde Pedro Álvarez.

Continuamos por él y más adelante pasamos por un cruce de caminos, permaneciendo de frente por nuestro sendero. El sendero es agradable y nos aproximamos a un mirador natural en la parte alta de Las Mercedes, donde podemos obtener una buena panorámica del lugar, al igual que nuevamente de El Teide.

Sendero camino Las Canteras: descubriendo Tenerife.

Nos queda bajar la última parte del sendero a través de un tramo empedrado que atraviesa el Barranco de los Núñez. La bajada se realiza cerca de un murete de piedra a la derecha de la explanada, por un camino empedrado. De este modo llegamos a la pronunciada pendiente de la calle “Camino Vueltas Blancas”, la misma que aparece en el Sendero camino Pedro Álvarez. Esta vez continuamos de frente por la calle “Camino de La Degollada” para no repetir y cambiar la ruta.

Caminamos por toda la calle asfaltada hasta encontrar un cruce, seguimos de frente aunque la calle ahora cambia de nombre: “Camino Cañada de Arriba”. Desde ella podemos ver una pequeña capilla en la calle de abajo y en todo momento continuamos disfrutando de las vistas de El Teide.

Sendero camino Las Canteras: descubriendo Tenerife.

Terminamos la calle justo en el cruce de las canteras. Desde allí buscamos enseguida la parada de guagua con dirección a La Laguna, dando por acabado el recorrido del día de hoy.

*Pateo y fotografías realizadas por…Noemi!!!* el día 3 de abril de 2015.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: