Sendero camino barrio de La Alegría: descubriendo Tenerife.

SENDERO PICO DEL INGLÉS CAMINO BARRIO DE LA ALEGRÍA POR TAHODIO: DESCUBRIENDO TENERIFE.

Este sendero nos traslada desde el Pico del Inglés por medio del monte y bordeando la presa de Tahodio hasta llegar al barrio de La Alegría.

Para llegar al Pico del Inglés, y encontrar el sendero, hemos de partir desde el Intercambiador de Transportes de La Laguna y desde allí coger la línea 273 de Titsa con dirección al Pico del Inglés y bajarnos en la última parada.

Nuestro sendero empieza justo a la izquierda del camino que nos lleva al mirador del Pico del Inglés. Con suerte si el tiempo lo permite desde el propio mirador podemos obtener unas vistas extraordinarias de El Teide y del Macizo de Anaga. Pero hoy el día nos dio la bienvenida con niebla, tan frecuente en esta zona de Anaga, que no permitía ver más allá de lo que teníamos justo delante.

Este sendero homologado es fácil de localizar por la señalética que nos indica la distancia hasta Valleseco. No será este nuestro destino de hoy, tomando pronto un desvío bien señalizado dirección al Barrio La Alegría. Comienza con unos escalones que descienden por delante de una casa y dan comienzo a un sendero de tierra que empieza a transcurrir por el lateral de la misma.

Nuestro sendero trascurre por medio de laurisilva, pasando algo de frío durante los primeros pasos. El sendero es sencillo en sus inicios, fácil de llevar a pesar de andar con preocupación por encontrarse el terreno algo embarrado.

Sendero camino barrio de La Alegría: descubriendo Tenerife.

Andamos un buen tramo descendiendo por el camino de tierra o por los escalones labrados en ella, hasta encontrar a la derecha el desvío nombrado anteriormente señalizado con un antiguo cartel indicando que el mismo conduce hasta el Barrio La Alegría. Despedimos así a muchos senderistas que compartieron con nosotros el recorrido hasta este punto.

Pasamos por delante de lo que un día fue una antigua casa con su cueva, hoy en día en ruinas. Hiedras, zarzas, verodes y otras plantas ya en flor se han apoderado de este bonito lugar para fotografiar.

Sendero camino barrio de La Alegría: descubriendo Tenerife.

Continuamos por nuestro sendero y ya que el tiempo nos impide disfrutar mejor de las vistas lejanas, nos dedicamos a apreciar la belleza de la vegetación del entorno. Contemplamos muchos ejemplares de la Bicacarera (Canarina canariensis) una flor en forma de campanita, hierba perenne, trepadora, endémica de Canarias. También destacan las flores de la Morgallana (Ranunculus cortusifolius), otra planta herbácea de florecillas amarillas. Parecen flores de plástico y resaltan entre tanto verde. Entre ellas más florecillas lilas que alegran mucho el sendero. A lo largo del recorrido veremos fayas, hinojos, brezos, retamas y un largo etcétera.

Sendero camino barrio de La Alegría: descubriendo Tenerife.

Más adelante pasamos por una bifurcación de caminos. Ignoramos el sendero que sube a la izquierda hacia una zona de adiestramiento de perros y tomamos el que desciende por nuestra derecha sin ningún cartel.

A nuestra izquierda, muy a lo lejos en la costa y si el tiempo lo permite podremos vislumbrar el Auditorio de Tenerife Adán Martin. Además encontramos un gran risco que nos servirá de mirador natural. Subidos a el podemos ver parte del macizo Anaga, Santa Cruz y La Laguna. En este punto nos topamos de nuevo con una bifurcación, debiendo tomar la de la derecha, es decir, la más alejada al risco.

Con nuestro sendero pasamos por delante de un curioso muro de piedras en una curva, encontrándonos también un hermoso árbol con su grueso tronco muy retorcido a la orilla de nuestro camino.

Nuestro sendero se va estrechando y estando el entorno ahora más desprovisto de vegetación. Debemos de tener cuidado porque la pendiente es un poco más pronunciada. En algunos tramos de estos senderos, encontramos la tierra muy dañada por el barro y el paso de bicicletas, lo cual dificulta la marcha en algunos tramos. Se sabe que es un deporte muy bonito, pero no debería estar permitido por estos estrechos pasos ya que estropean los pequeños senderos.

Llegamos a otra enorme roca, punto de partida de otro sendero. Nosotros continuamos de frente, por el sendero que bajamos. Junto a nosotros pequeños riachuelos recorren parte de nuestra senda.

Sendero camino barrio de La Alegría: descubriendo Tenerife.

Al descender se distingue la pista ancha por donde suelen bajar los coches desde el Mirador de Jardina, a la cual debemos unirnos más adelante.

Debido a las últimas lluvias nuestro sendero por partes se ve interrumpido por pequeños cursos de agua por lo que debemos tomar mucha precaución y ayudarnos con nuestro bastón de senderismo para no resbalar. Prácticamente podemos decir que aquí dejamos atrás la laurisilva transcurriendo ahora el sendero entre verodes, tabaibas, piteras y tuneras.

Desde estas alturas podemos disfrutar de las vistas de los grandiosos diques o cuchilletes que hemos visto en otras de nuestras excursiones por Anaga. En esta ocasión los embellecen aun más el colorido verde que lo rodea y las pequeñas emanaciones de agua que surgen cerca de ellos, a modo de pequeñas cascadas.

Cuando terminamos la pendiente pronunciada del sendero llegamos a un cruce de caminos, desde donde se puede ver claramente ya la pista ancha. Pero nosotros debemos tomar primero a la izquierda, siguiendo por un camino que pasa cerca de una casita y que ofrece vistas a unas cuevas al fondo en el risco.

Sendero camino barrio de La Alegría: descubriendo Tenerife.

Ahora este tramo del sendero es prácticamente llano, se agradece. Volvemos a encontrarnos ante una bifurcación. Un sendero se dirige de frente hacia las cuevas que están arriba en el risco donde se guarda el ganado. El otro sendero,  dobla a nuestra derecha con una pequeña curva, pasa por delante de unos abrevaderos o antiguas fuentes actualmente secos. Proseguimos por este último por el que llegamos a una casa cerrada pero bien cuidada. Un buen sitio para disfrutar de las vistas que ofrece el lugar, descansar para comer algo y retomar fuerzas. Doblando la esquina de la casa encontramos una mesa de piedra y un murete que nos sirve para ello. Después del merecido descanso seguimos avanzando desde este lugar buscando alcanzar la pista ancha, que será la que debemos seguir por largo tiempo.

Sendero camino barrio de La Alegría: descubriendo Tenerife.

Por la pista encontraremos diferentes fincas, algunas viviendas salteadas (algunas de ellas muy curiosas como la llamada El Chaparral) así como diversas fuentes de agua, muy útiles para refrescarnos. Pequeñas cascadas adornan la orilla del camino provisto de un corto puente de madera. Continuamos andando por esta pista disfrutando de lo verde del paisaje, y observando cómo algunos lugareños lavan varios tubérculos de ñame en los propios riachuelos que se forman en algunos lugares.

Sendero camino barrio de La Alegría: descubriendo Tenerife.

Una vez pasado este tramo, el firme de la pista se encuentra algo más deteriorado. Comienza a estrecharme poco a poco nuevo convirtiéndose en un sendero, que pasa por delante de una casa cueva abandonada y atraviesa varios tramos de barranquillos, con vistas a viviendas bien organizadas. Continuamos por el sendero adelante llaneando un poco, dirigiéndonos hacia el Barranco de Vega. Antes pasamos por una pequeña cascada y una bonita finca vallada muy verde vallada.

Sendero camino barrio de La Alegría: descubriendo Tenerife.

Llegamos al propio cauce del barranco, atravesando un pedazo de él, con cuidado de no resbalar porque lleva algo de agua. Habiendo cruzado a la otra orilla volvemos a seguir por el sendero de tierra que nos va trasladando por un lateral de la charca de Tahodio. Allí podemos disfrutar de patos y garzas. Lugar idóneo para detenerse a hacer fotos.

El Barranco de Tahodio, se encuentra ubicado en la parte sur del Parque Rural de Anaga, en el municipio de Santa Cruz de Tenerife. En él se halla la presa del mismo nombre, antigua charca que suministraba de agua a la ciudad. La presa de Tahodio es la segunda presa más antigua de toda Canarias, terminándose su construcción en el año 1914.

Desde aquí ya no hay posibilidad de pérdida, solo hay que continuar el sendero bordeando la charca hasta llegar al muro de la propia presa.

Una vez llegado al final del sendero, tenemos dos opciones. Continuar de frente y bajar por la calle, con cuidado porque ahí en la primera finca hay muchos perros sueltos, o atreverse a cruzar la presa con mucha precaución. Nos decidimos por esta última. Desde el muro de la misma se puede obtener unas bonitas vistas de la charca al completo con el Macizo de Anaga detrás. Bajamos luego por la otra parte de la carretera, Pasando por delante del Pozo El Valle y bajando por un sendero poco firme un poco más deteriorado que el de enfrente, por no ser tan transitado. Ambos caminos se encuentran un poco más abajo.

Sendero camino barrio de La Alegría: descubriendo Tenerife.

Continuando nuevamente por pista de cemento vamos dirigiéndonos hacia el final de nuestro recorrido, el Barrio La Alegría. Avanzamos cerca del barranco de Tahodio donde continuamos viendo entre diques o cuchilletes otro pequeño riachuelo. Bajamos por el camino Real, con grupo de viviendas y un pequeño puente de hierro. Pero esta parte del sendero ya es por carretera pasando por el Capicúa Tenis Club, algunas viviendas, fincas, el Puente de Hierro, y una entrada de alguna galería antigua de agua ya muy cerca del Barrio de La Alegría. Por último alcanzaremos la capitalina Avenida de Anaga donde cogeremos la guagua de regreso a la estación, para dar por terminada la caminata de hoy.

*Pateo y fotografías realizadas por…Noemi!!!* el día 28 de marzo de 2015.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: