Sendero camino Bajamar: descubriendo Tenerife.

SENDERO CAMINO BAJAMAR: DESCUBRIENDO TENERIFE.

Sendero que nos transporta desde la Laurisilva hasta la costa, disfrutando de un paisaje extraordinario y terminando en las piscinas de Bajamar.

Nuestro sendero se inicia en la Cruz del Carmen, desde un lateral del restaurante, al igual que otros senderos que hemos realizado partiendo desde este punto. Aquí podemos encontrar diversos carteles indicándonos las distintas rutas posibles con su correspondiente longitud. Recordemos que la Cruz del Carmen es un importante cruce de caminos, de ahí que el inicio de nuestros senderos muchas veces se repita.

Para alcanzar este punto partimos desde el Intercambiador de Transportes de La Laguna de Titsa y desde allí podemos tomar alguna de las líneas con dirección a la Cruz del Carmen; 076 - 077 - 273 y 275 siempre adaptándonos al horario que mejor nos encaje y bajarnos en esa parada.

El sendero empieza a la izquierda del bar restaurante ubicado en este lugar, al lado de los aparcamientos encontramos una pista de tierra y nos adentramos por ella. La primera parte del sendero se caracteriza por una pendiente muy suave, caminamos por una pista forestal, agradable y bien señalizada a través de la Laurisilva.

Trascurrido aproximadamente un kilómetro llegamos a un cruce donde encontramos un cartel con distintas direcciones de diferentes senderos, siguiendo el de Bajamar.

El sendero se hace más ancho y atractivo donde hallarnos un pequeño cortafuegos, desde donde podemos ver unos pequeños escalones que nos dirigen a la antigua Casa Forestal. Subimos por ellos y nos sorprende lo atendida y cuidada que esta vez esta construcción. Parece recién pintada y luce hasta mayor, a ver si la gente aprecia el trabajo bien hecho y la conserva tal cual. Después de recrearnos en su mejora y sacar unas cuantas fotografías del lugar, retomamos esta vez el sendero que continua por su izquierda.

Sendero camino Bajamar: descubriendo Tenerife.

Hallamos diversos árboles caídos en el sendero debido a las fuertes últimas lluvias, causantes asimismo de los numerosos pequeños desprendimientos con los que nos toparemos en distintos puntos a lo largo del sendero.

Continuamos por este sendero hasta enlazar con otro más ancho y encontrarnos con la carretera general. Continuamos un tramo por el margen de la calzada, con cautela del tráfico, aprovechando en ocasiones estrechos senderos perpendiculares a la orilla de esta. No hay perdida, está bien marcado por los propios arboles. Continuamos hasta encontrar un cartel que muestra la dirección hacia Los Batanes, la cual seguimos.

Este tramo de la carretera es serpenteante y tenemos pequeños trechos del sendero que van cruzando la vía por varios espacios de ella, lo que nos acorta el tramo a seguir.

A nuestra izquierda encontramos una barrera que limita la entrada del sendero, nos incorporamos por un lateral y enseguida distinguimos unas señales. Nos dirigimos hacia Bajamar, el camino de la derecha, nos queda por delante 7,9 km por una pista en principio agradable a pesar de ser con una suave pendiente. En esta parte del sendero hay bastante vegetación y muy cerrada lo que nos proporciona sombra. Podemos distinguir acebiños, con sus frutos rojos, fayas, brezos un poco secos a pesar del tiempo en que nos encontramos y las lluvias caídas, etc. Echamos en falta los hermosos helechos que solemos encontrar en otras rutas cercanas.

Por tramos nuestro sendero empieza a tener zonas despejadas y se empieza a vislumbrar panorámicas de la costa de Punta de Hidalgo. Por el camino encontramos un desvío que dirige hacia La Punta, la dejamos atrás y continuamos por la izquierda, con destino a Bajamar por la pista de Solís.

Continuamos por esta pista hasta encontrarnos con una zona donde se unían varios caminos de importancia, conocida como El Ajuntadero. Más tarde, después un buen tramo por una pista de tierra encontramos a la izquierda otra barrera de hierro, la ignoramos (ese sendero va para Tegueste) y continuamos de frente. A partir de aquí empezamos andar por la pista de El Moquinal.

Enseguida podemos ver unos escalones que nos conducen a la Hoya de Ambrosio, un pequeño lugar vallado desde donde si nos asomamos podemos ver la costa y los hoteles de la Punta de Hidalgo. Bajando los tres escalones volvemos a la pista de El Moquinal para continuar por nuestro camino.

Seguimos por esta pista encontrándonos al poco un desvió a la derecha. Se trata del inicio de una pequeña senda la cual te lleva hacia un salón abandonado. Asimismo vemos un pequeño sendero desciende pero nosotros proseguimos por nuestra pista, que en ocasiones nos permite ver por algunos claros una panorámica de la Meseta de Tejina.

Sendero camino Bajamar: descubriendo Tenerife.

Proseguimos por la pista ya por un descampado y empezamos a ver unas cuevas a nuestra derecha.

Recomiendo a esta altura ponerse gorro y mucha protección solar, nuestro sendero tendrá otro tipo de vegetación y tendremos poca sombra en su recorrido.

Cuando veamos de frente unas casas cuevas y una casa en lo alto debemos abandonar la pista, tomando un sendero que desciende por nuestra izquierda. Esta zona es conocida como Las Casas de La Goleta.

Sendero camino Bajamar: descubriendo Tenerife.

Nuestro sendero ahora es estrecho y desciende más pronunciadamente. Se resienten algo las rodillas, grandes tramos del mismo los conforman escalones tallados en los cantos y rocas. Intercalados hay otros tramos del sendero más llanos, discurriendo paralelo en todo momento al barranco de La Goleta. Aunque el día es esplendido y muy soleado, la calima no nos permitió tener en ningún momento una panorámica de El Teide.

Sendero camino Bajamar: descubriendo Tenerife.

Podemos ver un enorme eucalipto solitario en una de las vertientes del barranco cerca de nuestro sendero. En este parte del recorrido la comunidad vegetal predominante es el cardonal-tabaibal. Cactus, tuneras y alguna que otra palmera completan el paisaje junto con diversas fincas cultivadas.

Toca pasar por un antiguo canal de agua, Canal de La Fagana. Las viejas tajeas de agua, son parte ahora de nuestro sendero. Dejamos atrás ya los escalones de piedra y nuestro sendero trascurre ahora llaneando entre cardones secos, matorrales, vegetación típica más de costa. Y algún que otro tramo de empedrado antiguo, bastante estropeado.

Sendero camino Bajamar: descubriendo Tenerife.

Pasamos cerca de una antigua casa ya abandonada y por una bifurcación de camino que viene desde Tejina. Desde aquí ya divisamos con más claridad nuestro destino.

Algunas cuevas en el borde del camino, unas pequeñas granjas de animales nos acercan ya más a la civilización. Y desde aquí ya podemos ver buena parte de Bajamar.

Más adelante el sendero trascurre por un lateral de una casa y su finca. Según termina el vallado de la finca doblamos a la derecha y continuamos bordeando la propia finca hasta dejar el estrecho sendero de tierra y coger por una pista más ancha de gravilla.

Continuamos descendiendo por esta pista en medio de invernaderos y viendo por tramos la carretera TF-13. Llegamos a la altura de una casa, doblamos a nuestra derecha, cogiendo por esa calle, la calle la Araucaria. El camino está bien marcado con los símbolos amarillo y blanco. El tramo ahora es llaneando entre fincas e invernaderos pudiendo encontrar entre ellos algo de sombra para tomar algo y descansar.

Sendero camino Bajamar: descubriendo Tenerife.

Por esta parte del sendero podemos deleitarnos con un buen grupo de palmeras, que aun hoy siguen creciendo salvajes y conservándose para deleite del caminante. Según vamos avanzando y acabando el sendero, empiezan a verse las primeras casas de Bajamar, las más alejadas del casco. Y desde aquí divisamos muy bien la Punta de Hidalgo a lo lejos. Terminamos en una calle asfaltada, la cual giramos a la izquierda para empezar a bajar por el Camino Isogue, algo pronunciado y perpendicular al barranco de Vargas. Hasta llegar a la carretera TF-13, la cual cruzamos y nos dirigimos a la calle Hermanos Puelles (la que está justo enfrente a nuestro cruce).

Sendero camino Bajamar: descubriendo Tenerife.

El que desee coger la guagua está en la propia carretera TF-13 a pocos metros, pero nosotros teníamos intención de terminar en las piscinas naturales y darnos un baño, de ahí las indicaciones para continuar por estas calles.

Al final de la calle tenemos las escaleras que nos llevan hasta la zona de los aparcamientos de las piscinas naturales de Bajamar. Desde allí ya no hay pérdida para llegar.

En la zona de piscina hay áreas de vestuarios, baños, para poder cambiarse y disfrutar de un merecido pero no menos helado baño. Ya que en noviembre las agua de Bajamar están bastante frías.

Sendero camino Bajamar: descubriendo Tenerife.

Después de disfrutar de un merecido descanso después de un bonito sendero, damos por terminado nuestro día. Regresando por la Av. del Sol, hasta la altura de las escaleras que están antes de la Ermita de San Juan Bautista. Subimos por ellas, subimos un tramo de la calle Hermanos Puelles y terminamos de nuevo en la carretera TF-13 doblando a nuestra izquierda enseguida tenemos la parada de guagua con dirección al Intercambiador de Transportes de La Laguna de Titsa

*Pateo y fotografías realizadas por…Noemi!!!* el día 15 de noviembre de 2015.

Sendero camino Bajamar: descubriendo Tenerife.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: