Sendero desde La Caldera: descubriendo Tenerife.

SENDERO DESDE LA CALDERA HASTA PINO ALTO: DESCUBRIENDO TENERIFE.

Esta vez nuestro sendero sale desde La Caldera, trascurre la mayor parte entre pistas forestales atravesaremos un tramo de laurisilva y terminaremos el último recorrido por carretera.

Para llegar a La Caldera, y encontrar nuestro sendero, partimos desde el Intercambiador de Transportes de Santa Cruz De Tenerife de Titsa y desde allí se pueden coger las líneas con dirección al Puerto de la Cruz, que bien pueden ser la línea 103 (directa al Puerto de la Cruz) o las líneas 101 – 102 que se detienen primero en el Intercambiador de Transportes de La Laguna de Titsa de camino a su destino. Allí, en el Puerto de la Cruz, debemos tomar ahora la línea 345 para llegar a La Orotava con dirección a La Caldera y bajarse en la última parada.

Nuestro sendero comienza por la parte baja de La Caldera, siguiendo el camino que veremos tras dejar la guagua y que pasando delante del bar-restaurante que allí se encuentra.

Comenzamos nuestro sendero por la pista Forestal de Mamio hacia el área de descanso de Pedro Gil, junto a una pequeña fuente en el camino. Pasado esta área, a unos pocos metros, encontramos a la izquierda una barrera de hierro. A esa altura debemos estar atentos ya que a nuestras espaldas y alzando la vista tendremos Los Órganos. Mirando desde este punto podemos hacernos una idea de por donde pasamos la otra vez en El sendero de Los Órganos.

Continuando el sendero y pasados unos muros de piedra podemos encontrar a nuestra derecha una pequeña cueva. Hay que fijarse bien porque casi pasa desapercibida, aunque esta casi al pie del sendero han tapado mucho su entrada y solo se puede ver una pequeña abertura que nos muestra una puerta de hierro.

Sendero desde La Caldera: descubriendo Tenerife.

Después de deleitarnos con el paisaje que nos muestra esta parte del sendero pasamos por un pequeño puente de piedra. Continuamos entonces sendero adelante con dirección a La Casa del Agua, una edificación situada en el Barranco Madre de Agua. Hay buenas señales hasta allí.

Sendero desde La Caldera: descubriendo Tenerife.

Sendero desde La Caldera: descubriendo Tenerife.

Desde este punto podemos disfrutar de las vistas de El Teide que por varios tramos del sendero nos proporciona las clareas. A su vez si nos fijamos en las alturas podemos ver el Risco Guanchijo, sobresaliendo sobre toda la corona forestal. Y si echamos la vista atrás podemos divisar una nueva panorámica de Los Órganos.

Nos tropezaremos algunos cruces o bajadas de otros senderos con escalones, las ignoramos todos estos nuevos senderos y continuamos de frente por la pista ancha que tomamos desde un principio.

Sendero desde La Caldera: descubriendo Tenerife.

Ahora no solo disponemos de las vistas del Teide sino que por algunos tramos también podemos ver el Valle de La Orotava con el Puerto de La Cruz en su final.

Sendero desde La Caldera: descubriendo Tenerife.

Continuamos caminando un buen tramo por nuestro sendero hasta llegar a un lugar llamado La Mesa, una pequeña área de descanso. Aunque con muy poca sombra, podemos aquí tomar algo y ponernos protección solar ya que buena parte de nuestro recorrido es al descubierto.

Volvemos a retomar nuestro camino por la pista continuando de frente, pasamos por el Barranco del Infierno y al poco nos encontramos un cruce, continuando hacia la derecha. A los pocos metros podemos encontrar una pequeña entrada a nuestra derecha del camino, como comienzo de un sendero, el cual tomaremos a modo de atajo.

Por varios tramos haremos esto mismo, saldremos de una parte del sendero a un tramo de pista, la cruzamos y subimos por otro sendero (estos senderos no están señalizados con las marcas que estamos acostumbrados a ver, pero son fáciles de localizar). Cruzamos cinco veces la pista de tierra y en la sexta bordeamos solamente la pista y continuamos por un sendero muy pendiente que comienza en una esquina, con cuidado de no resbalar por la pinocha. Por él nos sorprenderá una curiosa formación rocosa. Finalizaremos nuevamente en la pista ancha, disfrutando de las vistas nuevamente de El Teide y el mar de nubes que cubre gran parte del paisaje muy cerca de las copas de los pinos. En este punto hemos alcanzado los 1.483 msnm.

Una vez arriba en la pista cogemos a la izquierda y continuamos caminando. Al que no le guste hacer senderos con mucha pendiente puede continuar todo el tramo por la pista. Caminará algo más pero llegará al mismo punto que nosotros.

Debemos de tener cuidado en los primeros tramos de estos senderos, nosotros encontramos la tierra muy suelta, lo que nos dificulto el paso y descubrimos más tarde el porqué. Por aquí también bajan muchos caballos. No deberían permitir esto, ellos son los que estropean los pequeños senderos, nos dejan la tierra demasiado suelta y en malas condiciones. Aunque su belleza es indudable no resulta demasiado agradable encontrártelos de frente en un sendero estrecho.

Sendero desde La Caldera: descubriendo Tenerife.

Sendero desde La Caldera: descubriendo Tenerife.

Avanzamos otra vez por pista y al descubierto hasta llegar a la Choza Almadi. La esperábamos encontrar como las demás chozas y poder disfrutar de sombra para comer allí. Pero lo que encontramos fueron los asientos y la estructura de lo que en su día fue un área de descanso llena de basura. Con lo que cuesta llegar a esta altura, la gente podría tener mejor conciencia, ser más limpios y cuidadosos. Una pena. Aun así buscamos un lugar a la sombra entre pinos y laureles para descansar y comer, prosiguiendo tras esto adelante nuestro recorrido.

Donde la Choza Almandi encontramos un cruce con varios caminos, tomamos el que avanza de frente, la pista a la Orotava. Pasando al lado de un pequeño muro de piedra, desde donde divisamos estupendamente El Teide. Empezamos a descender suavemente por nuestro sendero, a la vez que van desapareciendo las estupendas vistas y vamos teniendo más pinos, brezos, orégano y algunos que otros helechos a las dos vertientes del camino. Veremos una señal de “Término municipal de Santa Úrsula” en el cruce con la pista de Las Chambergas. Esta zona se le denomina Piedra del Agua. Continuamos por nuestro sendero sin desviarnos. Volvemos a encontrar una señalización informándonos que estamos en un espacio natural protegido. Más adelante nos encontramos una zona llamada Los Asientos, un cruce de caminos. A nuestra derecha la pista Las Torrillas, de frente la pista Lomo de Bandera (aunque en el cartel indica pista Las Lagunetas) y a la izquierda la pista Morra de Los Pinos.

Sendero desde La Caldera: descubriendo Tenerife.

Nosotros vamos a tomar la pista Morra de Los Pinos, para atravesar el bosque de laurisilva y disfrutar de la vegetación. Esta pista después de un buen recorrido vuelve a encontrarse con el cruce de otra pista Lomo de Bandera (Las Lagunetas). Continuamos andando por este cómodo sendero y volvemos a encontrarnos la pista Montaña Las Ovejas. Cogemos por esta y enlazamos con la pista Hoya La Mona (que la encontramos a nuestra izquierda). Esta conduciría a la pista de El Rayo. Continuamos por nuestro sendero y más abajo pasamos por delante de otro nuevo desvió (Pino Las Mujeres) pero continuamos sin salirnos por nuestra ruta.

Unos metros más abajo encontramos, por nuestra pista a la izquierda, el inicio de un estrecho sendero que se dirige hacia Santa Úrsula. Tomamos este sendero y vamos descendiendo por él con cuidado porque hay tramos que, a pesar de ser senderos estrechos y con desnivel, bajan bicicletas.

El sendero va cruzando por varias pistas entre ellas, Las Charquitas, Barranco Las Rosas…pero nosotros seguimos por el sendero.

De aquí hasta el final del camino iremos atravesando pequeños tramos de pista, pero continuaremos bajando por el sendero. Algunos tramos del sendero discurren por una vegetación bastante densa lo que nos hace ver que es poco transitado. En otros tramos del sendero, en cambio, pequeños muros de piedra nos van marcando el camino. Casi todo el sendero es en bajada menos un pequeño recorrido que lo hacemos llaneando hasta terminar nuevamente en la pista Las Charquitas.

Desde esta pista podemos ya empezar a oír las voces provenientes de las fincas del lugar, aunque aun con la vegetación no se vean. Este último tramo de la pista está en bastante mal estado. Nos lleva entre fincas valladas.

Sendero desde La Caldera: descubriendo Tenerife.

Pasamos a un camino de tierra para continuar rápidamente por un camino asfaltado, solo es cuestión de seguir adelante para llegar al barrio llamado Pino Alto. Pasamos delante de la Ermita de Ntra. Sra. Del Pino.

Por debajo de la plaza de la iglesia se puede coger la guagua. Lo que hay que tener en cuenta es que los fines de semana el horario es muy restringido. Por lo que probablemente no les coincida como a nosotros ninguna guagua cuando pasamos por allí.

Continuamos por el barrio contiguo de La Corujera, sin mucho problema ya que esta parte la hacemos por la calle principal y es llana. Pero más de lo mismo, aquí la guagua vendría de noche y con dirección a La Orotava. Así que no nos queda más que continuar caminando. Como siempre digo, quedemos con lo positivo, lo cierto es que de esta manera hemos visto dos localidades que no conocíamos.

Ahora un buen tramo de camino es en pendiente por unas calles muy inclinadas y esto sumado al cansancio de todo el camino anterior, nos complicó recorrer el kilómetro y medio que faltaba hasta llegar a Santa Úrsula para coger la guagua, dando por terminado nuestro sendero de hoy. La parada la encontramos enfrente de la plaza, pasando el ayuntamiento. Desde ahí la línea 101 nos llevará hasta La Laguna o Santa Cruz.

*Pateo y fotografías realizadas por…Noemi!!!* el día 23 de agosto de 2014.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: