las seis esposas de enrique VIII

LAS SEIS ESPOSAS DE ENRIQUE VIII

   Enrique VIII (1491-1547), de la dinastía Tudor, fue rey de Inglaterra desde 1509 hasta su muerte. El suyo fue un reinado lleno de acontecimientos, entre ellos algo tan trascendental como su ruptura con la iglesia católica y la creación de la iglesia anglicana, de la que se proclamó jefe. Sin embargo, el motivo por el que este rey es principalmente recordado es por su agitada vida amorosa, sus seis esposas, y el dramático final que dio a algunas de ellas.

Las seis esposas

CATALINA DE ARAGÓN fue la primera de las seis esposas de Enrique VIII. Española, Catalina era lahija menor de los Reyes Católicos, los cuales, en busca de alianzas con otros reinos, la comprometieron de pequeña con el heredero de la corona británica. Catalina se casó con el príncipe heredero Arturo cuando ella tenía 16 años y él 15. Pero pocos meses después Arturo falleció a causa de la peste, y para mantener la alianza entre España e Inglaterra, se acordó casar a Catalina con el nuevo heredero, Enrique, hermano menor de Arturo. Enrique y Catalina se casaron y accedieron al trono en 1509 cuando él tenía 18 años y ella 23. Durante años todo fue bien, Catalina era una mujer amable y culta, respetada por los ingleses, y parece ser que llegó a haber amor entre ella y su esposo. Tuvieron seis hijos, pero todos murieron durante la infancia excepto una hija, María. Años después Enrique VIII empezaba a enamorarse de Ana Bolena, y a deseperarse porque quería un hijo varón, y puesto que la iglesia católica no le permitía divorciarse, promulgó una ley que sería el inicio de la ruptura con Roma y la creación de la iglesia anglicana. Enrique se divorció de Catalina en 1533, pero se dice que en Inglaterra fue la más respetada de las seis esposas de Enrique VIII.

catalina aragón

ANA BOLENA (en inglés Anne Boleyn)  fue la segunda de las seis esposas de Enrique VIII. Era una aristócrata inglesa educada en Francia, que ocupó el cargo de dama de honor de la reina Catalina. Era una mujer inteligente y enérgica, que aunque no era bella, tenía garbo y donaire, así como un color oscuro de tez y cabello que resultaba exótico para los ingleses. Ana no cedió a los deseos de Enrique de hacerla su amante como ya lo había sido su hermana María y le dejó claro que sólo se entregaría a él si la hacía su esposa. Solucionado el divorcio de Catalina y legitimado su matrimonio con Ana Bolena, la felicidad no le duró mucho debido a su desesperación sobre su descendencia masculina, ya que Ana tuvo una hija, Isabel, y un hijo varón que nació muerto. Enrique pronto se enamoró de otra mujer, Juana Seymour, y para librarse de Ana la acusó de adulterio e incesto, al parecer sin pruebas fidedignas, y la hizo decapitar.

ana bolena

JUANA SEYMOUR (en inglés Jane Seymour) fue la tercera de las seis esposas. Miembro de la nobleza inglesa, conoció a Enrique VIII por ser dama de honor de sus dos primeras esposas. Se casaron pocos días después de la ejecución de Ana Bolena, y Juana se caracterizó por ser una reina seria, formal y conservadora. Para alivio de Enrique, Juana dio a luz un niño, el futuro Eduardo VI, pero Juana contrajo unas fiebres puerperales y murió doce días después. Su vida como esposa de Enrique VIII apenas duró un año y seis meses. Probablemente fue la esposa a la que Enrique más amó de las seis.

juana seymour

ANA DE CLEVES: fue la cuarta de las seis esposas. Este cuarto matrimonio lo realizó Enrique por la conveniencia de crear alguna alianza con el Imperio Germánico. La elegida fue una princesa flamenca llamada Ana de Cleves o Cléveris. Antes de conocerla envió a uno de sus pintores a su país a que la retratase para hacerse una idea de cómo era físicamente, y cuando vio la obra quedó satisfecho. Pero cuando la vio en persona la encontró muy fea, y aunque tuvo que casarse de todas formas, por los intereses políticos que estaban en juego, nunca llegó a consumar su matrimonio, y a los seis meses se divorció de ella, sin que llegase siquiera a ser coronada reina consorte. Fue el matrimonio que menos duró de los seis. No obstante, las relaciones personales entre ambos eran buenas y Ana fue compensada económicamente por el repudio, además de permanecer en el círculo de amistades de Enrique VIII y su hija María.

Ana Cleves

CATALINA HOWARD (en inglés Catherine o Katherine Howard) fue la penúltima de las seis esposas de Enrique VIII. Catalina era prima de Ana Bolena, la segunda de las seis esposas, y Enrique VIII se enamoró de ella mientras ejercía de dama de compañía de su esposa Ana de Cleves. Se casaron el mismo mes en que el rey se divorció de su anterior esposa, cuando Catalina tenía 19 años y Enrique, por aquel entonces envejecido y obeso, tenía casi 50. Aunque Enrique VIII la apodó La Rosa sin espinas, las crónicas cuentan que era una joven caprichosa, ignorante y de mal carácter. Catalina era, además, una joven promiscua que a los 12 años había empezado a tener relaciones con hombres, y que las siguió teniendo una vez casada con el rey. Cuando éste se enteró hizo que la vigilasen, y cuando le fueron presentadas pruebas la hizo decapitar, igual que a la segunda de sus seis esposas, Ana Bolena, que además era prima suya. Catalina Howard fue de las seis esposas la que más decepcionó al rey.

catalina howard

CATALINA PARR, (en inglés Catherine Parr o Katherine Parre) fue la última de las seis esposas de Enrique VIII, una noble de 31 años dos veces viuda para quien Enrique fue su tercer esposo. Era guapa, recatada y firme, y tuvo una buena relación con el rey y sus hijos. Al margen de Juana Seymour, que murió tan pronto, Catalina Parr fue la única de las seis esposas que no fue repudiada ni ejecutada. Cuando falleció Enrique VIII, Catalina tenía 35 años y aún se casó una vez más, con Tomás Seymour, hermano de la tercera de las seis esposas de Enrique VIII Juana Seymour. Pero Catalina murió al año siguiente como consecuencia de las complicaciones de un parto.

catalina parr

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: