cambio

¿Estás seguro de querer cambiar?

No estamos bien dotados para saber y reconocer exactamente los instantes precisos o el momento en que nuestra historia personal requerimos mirarla desde una perspectiva diferente, más bien hacer un giro o dar un cambio radical. Se dice que el cambio es el fallecimiento de algo para renacer de otra manera, lo cual requiere de un esfuerzo grande, una evolución tremenda, así cómo; tener el temple necesario para trascender el desastre de una pérdida, sea cual sea esta.

Somos responsables de nuestras circunstancias

Estamos ganados por lo que sucede en lo externo cómo responsable de nuestras circunstancias y del cambio del otro, hasta el momento en que la adversidad, nos conduce a una trasformación y entonces, la ruptura. Ese día, ponemos en duda lo que queremos. El sentimiento de dolor que nos invade, al permanecer amarrados a condicionamientos, rutinas, moldes, y a esquemas desfasados, mirando hacia atrás, nunca; sale a relucir de la forma en que uno espera. Los tiempos y formas del alma son sorprendentes.

Pregunta; ¿estamos preparados para afrontar las pruebas del destino?

el cambio

Hay períodos de crisis y estos pueden ser difíciles o no, pueden ser muy duros y llevaderos, largos o breves y además requieren un plazo para su consecución, en el que se generarán períodos de transformación que son determinantes para su progreso. No podemos soslayar que los cambios siempre traen consigo períodos de progreso. Si transitas estos períodos desde las heridas escondidas y desde el desconocimiento de ti mismo, cómo ser espiritual; pretendiendo doblegarlas a capricho, obviando; lo que tienen de valioso para ti como alma, entonces lo que recibirás es decepción y de seguidas una honda frustración y, te sentirás incomprendido, solo y perdido. De hecho lo estás.

Descubrirás, que el primer ausente en tu vida eres tú, que estás realmente desconectado…, recién descubres que a la única cita en la que siempre estás ausente es; a la que tienes contigo mismo. Es que te encuentras en alguna parte, intentando ser cualquier cosa en una rutina cotidiana, que está reducida a un montón de deberes y de promesas vacías, no cumplidas principalmente por ti, para ti.

Debes entender que; estos encuentros son los únicos de verdadera importancia y dependen de ti. ¡Hay que cumplir! Obséquiate ese instante único; contigo mismo.

¿Te conectas o no te conectas?

Para estar conectados con uno mismo. Hay esta sugerencia para llevarla a buen término. Haz un ciclo respiratorio; inhalando aire por la nariz, retenerlo varios segundos y, en este ínterin has de observar y sentir tu cuerpo, luego exhalas el aire por la boca de manera fuerte y placenteramente. Goza el momento y, repítelo cuantas veces quieras. Sé amable contigo siempre.´

Como última recomendación; realizar esta tarea siendo auténtico, despojado de cualquier apego o respuesta. Ya habrá tiempo para eso.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: