Los conductores jóvenes son los que pagan los seguros más caros del coche, sobre todo los noveles o los que tienen de 18 a 25 años (incluso 30 en algunas ocasiones). No obstante, ser responsable y comparar la oferta de seguros es la clave para conseguir un seguro barato aún siendo jóvenes.

En primer lugar, se debe tener en cuenta que la solución no está en reducir la cobertura del seguro. Es importante protegerse ante posibles accidentes, sobre todo siendo joven, de manera que la forma de conseguir un seguro más barato no debe pasar por esta alternativa.

La primera decisión que influye es la potencia del coche asegurado. Con un coche menos exigente en este sentido el riesgo que se corren con un coche con más potencia se reducen y quizás es una buena forma de ahorrar costes también en el coche, pudiendo aprovechar también para elegir un modelo de biocombustible, matando dos pájaros de un tiro.

Otra forma de conseguir un coste menor en el seguro es contratar franquicia, que con una conducción cuidadosa, resultará a la larga más económico.

Por otra parte, algunos aspectos como no añadir elementos tunning al coche, guardarlo en el garaje y añadir alarma antirrobos son otros aspectos que rebajan el precio del seguro.

Finalmente, no se debe olvidar que la forma de encontrar el seguro más barato es buscando bien entre todas las alternativas que ofrece el mercado. Pero ante todo, recordar que es más recomendable adquirir ciertos hábitos o gustos en el coche antes que renunciar a una buena cobertura de seguro, que al final, es lo que garantiza nuestra seguridad al volante.

Fuente: seguros-es.es

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: