Cuenta la leyenda que el coronel Bradford partió hacia Oriente en busca de la eterna juventud, y trajo a Occidente este método milenario para rejuvenecer y sanar: los cinco ritos tibetanos de la eterna juventud. Cuentan que, con más de setenta años, su apariencia era la de un hombre de menos de cuarenta.

No sabemos si el coronel  Bradford existió, pero, posteriormente, se han encontrado en su método algunas posibles explicaciones apoyadas en argumentos científicos.

El libro “Secretos tibetanos de la eterna juventud”, escrito por Peter Kelder y Laura Goodman y publicado por "Editorial Sirio, S. A.", se basa en este método de rejuvenecimiento basado en los Cinco Ritos Tibetanos, que tienen por objetivo, igual que el Tai-Chi o el yoga, propiciar el funcionamiento óptimo de los chakras, parte fundamental de nuestro sistema energético.

El libro presenta los ejercicios de los cinco ritos tibetanos de forma fácil, con explicaciones detalladas y abundantes fotografías. Incluye, además, información muy útil sobre la alimentación, la postura, la respiración, la relajación, los chakras y la energía, aspectos muy importantes si queremos mantener la salud y la juventud con el paso del tiempo.

El último capítulo del libro "Secretos tibetanos de la eterna juventud" constituye, quizá, la parte más interesante: nos habla de la búsqueda de un objetivo primordial en nuestra vida. De cómo podemos convertirnos en mejores seres humanos, manteniendo una actitud positiva y con saludables dosis de autoestima. Sólo así obtendremos los beneficios de los Cinco Ritos Tibetanos, porque, de lo contrario, inconscientemente, pensaremos que no nos los merecemos. "Somos seres especiales, únicos e irrepetibles", nos dicen los autores del libro. Merecemos, por ello, tener buena salud y calidad de vida, y mantener la juventud con el paso de los años. Y estos Cinco Ritos Tibetanos son la mejor herramienta para lograrlo.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: