El salmorejo es un plato típico de Córdoba, más espeso que el gazpacho, pero igualmente refrescante.

Salmorejo

Necesitamos por un kilo de tomates rojos duros, casi media barra de pan de ayer, 1 ajo grandecito, o dos medianos ( si les quitamos el corazón, no se repite luego) y un vaso y medio de aceite de oliva, a poder ser, virgen extra.

Los ingredientes no son ningún secreto, pero para conseguir la textura ideal, el orden de los pasos a seguir es imprescindible:

  1. Troceamos el kilo de tomates y lo batimos.
  2. Le añadimos el pan y lo batimos de nuevo
  3. Después añadiremos el ajo junto con el aceite y sal y dejando la batidora abajo lo más posible, terminaremos así un maginifico salmorejo.
  4. Es opcional pasarlo por el chino, para eliminar posibles grumitos.

Para darle el toque final, podemos acompañarlo de taquitos pequeñitos de jamón serrano y huevo duro en cuadraditos.

Para presentarlo, frío y en cuencos independientes, pondremos un chorrito de oliva por encima, para adornar.

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: