El secreto de Pembrooke Park

El secreto de Pembrooke Park


El secreto de Pembrooke Park (The Secret of Pembrooke Park) es, hasta la fecha, la mejor novela de la galardonada autora estadounidense, Julie Klassen. Hay peligro, amor, y un misterio que te mantendrá en vilo hasta el final, es decir, todos los ingredientes que una gran novela histórica con un toque gótico debe tener.


El secreto de Pembrooke Park nos presenta a Abigail Foster, una joven que teme terminar siendo una solterona, especialmente porque tiene poco talento para mejorar sus encantos y porque el único hombre con quien pensó que podría casarse, un amigo de toda la vida, se ha enamorado perdidamente de su hermana, quien es más joven y más bonita.

 

En El Secreto de Pembrooke Park veremos que cuando los problemas financieros obligan a su familia a vender la casa de Londres, un extraño abogado llega con una oferta increíble: usar una casa de campo distante y abandonada por dieciocho años. Los Fosters viajan a la imponente mansión Pembrooke Park y se sorprenden por el estado en que la encuentran, ya que fue abandonada abruptamente: ropa apolillada en los roperos, una casa de muñecas dejada en medio del juego, etcétera.


William Chapman, el atractivo cura local les da la bienvenida, pero aunque él y su familia parecen saber algo sobre el pasado de la mansión, la única información que le dan a Abigail Foster es una advertencia: Cuidado con los intrusos que pueden sentirse atraídos por El secreto de Pembrooke Park, ya que los rumores dicen que Pembrooke Park tiene una habitación secreta llena de tesoros.

 

Con la esperanza de mejorar la situación financiera de su familia, Abigail Foster busca disimuladamente la habitación oculta, pero la llegada de cartas anónimas dirigidas a ella, con pistas sobre dicha habitación y el pasado, trae consigo descubrimientos aún más sorprendentes. Y conforme los secretos salen a la luz, El secreto de Pembrooke Park nos plantea una pregunta clave: ¿Podrá Abigail encontrar el tesoro y el amor que busca y salir ilesa del peligro al que se enfrenta?

 

Por último, debo destacar a William Chapman, quien es todo lo que un héroe debe ser en El secreto de Pembrooke Park. Es compasivo, confiable, atractivo, y se preocupa por las almas de su parroquia, lo que lo hace aún más difícil para Abigail Foster elegir cuando el antiguo amor de su vida aparece.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: