Vivimos en una sociedad muy consumista, pero el cariño y el amor no te lo da el consumo, y vivir sin que te importe nadie sería estar muerta, ya que tenemos sentimientos y sentimos cada cosa que nos pasa o nos suceda alrededor, o incluso a lo que les sucede alos demás, todos pensamos, todos opinamos, todos criticamos, y todos al final somos culpables de todo esto.

Según la racionalidad de los seres humanos que hemos desarrollado, como he dicho antes, pensamos, creemos en distintas religiones, necesitamos calentarnos la cabeza por cualquier cosa por pequeña que sea, necesitamos las relaciones sociales, evadir nuestra mente, por todo ello no podemos estar solos.

sin embargo, son pocas las personas que realmente nos importan, porque por egoísta que parezca, la cruda realidad es que son pocas a las personas que nosotros les importamos, ya que la mayoría de las personas que dicen "preocuparse" por nosotros, no es más que por simple cortesá, y esto es realmente un poco hipócrita

con el paso del tiempo y conforme maduras en la vida, te das cuenta de que lo único que te importa es tu familia, pero sólo la familia más cercana: tus abuelos, tus padres y tus hermanos.

Sigues avanzando en el camino de tu vida y te das cuenta de que tu familia se queda aun más reducida, se reduce a tus  padres, tu pareja y tus hijos, y estos son los que realmente te importan. Tu pareja se ha convertigo en tu otra mitad, tu mejor amigo y tu confidente, con quien no guardas secretos, y con quien haces lo oque te apetece, con el pasas buenos y malos momentos, y juntos aprendeis a vivir plenamente, creando una pequeña gran familia, y criando al regao más grande que te ofrece la vida que son tus hijos.

El resto de la familia ha pasado a estar en un segundo plano, y si tienes suerte aun mantienes la relación, pero claro "solo si tienes suerte", porque si no ese resto de la familia se convierte en parte de ese grupo que te saluda por cortesía.

También aprendes a distinguir entre colegas y amigos de verdad, y comprendes por fin el dicho de que los amigos se cuentan con los dedos de una mano, son aquellos que en los momentos deificiles para ti siguen ahi, y te sacan una sonrisa cuando tu solo quieres llorar, esos son tus amigos de verdad, y estos amigos se han convertido en parte de tu familia.

Por todo ello gracias a mi familia, porque no se puede vivir sin que nadie te importe, pero realmente la gente que te importa es muy poca. 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: